La investigación acerca del asesinato del futbolista Daniel Correa mantiene en vilo a Brasil, sobretodo después de darse a conocer varias contradicciones entre las declaraciones públicas de los involucrados. El principal sospechoso, Edson Brittes Júnior, y su hija, Allana Brites, compartieron un video con su versión de los hechos.

Sin embargo, la madre del jugador del San Pablo, unas imágenes de Whatsapp y un testigo anónimo, pusieron en jaque la coartada acerca de un posible intento de violación de Correa a Cris Brittes, esposa del asesino.

El cuerpo de Daniel fue encontrado el sábado pasado en una zona boscosa cerca de una carretera secundaria, casi degollado y con los genitales mutilados.

LAS CONTRADICCIONES DE ALLANA BRITES: LA HIJA

"Cuando abrimos la puerta, (Correa) estaba encima de mi madre intentando violarla. Todo el mundo quería atacarle porque mi madre gritaba y él no decía nada", confesaba en un video Allana, de 18 años.

Sin embargo, la madre del jugador, Eliana Correa, entregó una prueba que contrarresta su declaración. Tras la desaparición de su hijo, 12 horas más tarde, comenzó a mandarle mensajes a Allana, preguntándole si sabía en donde estaba Daniel.

Ella aseguró que Daniel se había ido de la casa, que le dio un beso antes de marcharse. "Debe estar en un hotel de por aquí cerca. Ahora voy con mis padres", le escribió al mismo tiempo que le pedía tranquilidad. Una vez que se confirmó la noticia de su muerte Allana le volvió a mandar un mensaje: "Mi dios, no es posible".

En el video de su versión de los hechos, la hija del sospechoso también aseguró que no era amiga del jugador y que incluso no lo conocía hace tanto tiempo, pero en una foto en su Instagram (que cerró hace poco) se la pudo ver con Daniel festejando el cumpleaños del año pasado.

LAS CONTRADICCIONES DE EDSON BRITTES: EL SOSPECHOSO

"Juninho", como se lo conoce al empresario, confesó el asesinato a través de un video. Su versión tampoco coincide con algunos datos reales. "Yo cepillé sus dientes, le puse el pijama y la llevé a dormir", dijo sobre su esposa.

Sin embargo, después que se filtraron las fotos de Daniel Correa junto a Cristiana Brittes dormida, se pudo corroborar que la mujer no estaba en piyama sino que se había acostado con ropa de fiesta, correspondiente a la celebración del cumpleaños de su hija.

"Yo derrumbé la puerta de mi cuarto y cuando abro, él estaba encima de mi esposa y ella gritando y pidiendo socorro", revelaba Edson Brittes.

Esa declaración fue otro punto que generó dudas ya que un testigo que asistió al cumpleaños de Allana, y que no quiso dar su nombre por temor a represalias, confirmó que la puerta de la habitación estaba cerrada, y no rota, con todos los involucrados en el momento de las agresiones contra la víctima.

En el mismo relato, el testigo afirmó que el padre de Allana buscó a todos los presentes para combinar una versión de los hechos.

(Facebook: FFernado Silva)
(Facebook: FFernado Silva)

En cuanto a la investigación, el principal encargado del caso Amadeu Trevisan, parece tener indicios de lo que pasó y consideró que no es posible confirmar que Daniel Correa haya intentado abusar sexualmente de Cristiana Brittes.

"Nosotros ni siquiera sabemos si hubo una relación sexual entre los dos. Lo que tenemos es una foto que el jugador mandó a un amigo por el WhatsApp al lado de Cristina mientras dormía. Eso indica que la actitud de la víctima fue muy inmadura, pero la reacción de Edison fue desproporcionada. No había necesidad de tanta crueldad", concluyó.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: