Este fin de semana Carlos Ruesga fue artífice de una jugada sensacional en el handball durante el duelo entre el Sporting de Lisboa y el Chekhovskiye Medvedi en la Champions League.

El español de 33 años se hizo cargo de un tiro libre en la última jugada del partido que estaba igualado en 22 y que parecía definirse.

Ruesga se paró delante de los seis jugadores que conformaron la barrera y sin posibilidades de hacer un pase, porque el tiempo no se lo permitía, se animó a realizar un tiro sensacional.

El jugador del Lisboa tomó la pelota con su mano derecha y tras la orden del árbitro inclinó su cuerpo hacia la izquierda hasta quedar casi paralelo al suelo. Fue allí cuando desenfundó un latigazo de pique que se coló en el palo izquierdo del arquero para la euforia del elenco portugués.

"Cuando alguien viste la camiseta del Sporting pueden pasar estas coas", escribió en Twitter  el asturiano que luce la 11, tras el genial gol que fue destacado por la propia Champions League de Europa.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: