La multitud asaltó a Tiger Woods como una estrella de rock para verlo romper una sequía de cinco años sin ganar. Muchos ya han comparado esta devoción con la que generaron The Beatles en los Estados Unidos en 1964 o Michael Jordan y el equipo de baloncesto de los EEUU en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992.

Woods ganó el Tour Championship en East Lake, y consiguió su 80º título en el PGA Tour de los Estados Unidos, dos por debajo del récord histórico de Sam Snead.

Pero además venció a sus lesiones, su dependencia de los sedantes y a la imborrable imagen de su ingreso a la cárcel tras ser arrestado bajo la influencia de las pastillas, hace menos de un año. Toda una redención.

Ésta fue su primera victoria en 1.876 días, un triunfo emocional destacado por una estampida de espectadores que rodearon al múltiple campeón en el green del hoyo 18.

Cientos de fanáticos acompañaron a Woods hasta el final (Reuters)
Cientos de fanáticos acompañaron a Woods hasta el final (Reuters)

Los fanáticos cantaron "Ti-ger, Ti-ger" y "EEUU, EEUU" mientras el golfista luchaba para contener las lágrimas antes de hacer el tiro final para convertirse en rey, una vez más, después de haber temido que nunca volvería a jugar.

"Estaba teniendo dificultades para no llorar en el último hoyo", aseguró el hombre de 42 años, sumamente emocionado: "No puedo creer que logré esto", confesó.

Tiger Woods volvió a ganar después de cinco años (Reuters)
Tiger Woods volvió a ganar después de cinco años (Reuters)

Al rodearlo, cientos de simpatizantes sacaron fotos con sus teléfonos celulares, sin embargo, él estadounidense reconoció: "Pude escucharlos. Simplemente no veía mucho. Estaba esperando un poco y pensé que la seguridad los detendría".

El golfista se vio rodeado de cientos de fanáticos en su camino al hoyo 18 (Reuters)
El golfista se vio rodeado de cientos de fanáticos en su camino al hoyo 18 (Reuters)
Tiger Woods volvió a jugar después de diversos inconvenientes (Reuters)
Tiger Woods volvió a jugar después de diversos inconvenientes (Reuters)

Tiger Woods, antiguo número uno mundial y ganador de 14 torneos "grandes", volvió a ganar un certamen más de cinco años después del anterior al imponerse este domingo en el Tour Championship. Con esta son ya 107 las victorias profesionales (80 en el PGA Tour) de uno de los mejores jugadores de la historia y que estuvo 683 semanas sentado en el trono de número uno del mundo, 281 de ellas de forma consecutiva.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: