"No se alcanzan a imaginar cuanto disfrutaría de tener movilidad de nuevo, todo esto es un proceso y mediante este exoesqueleto puedo estar de pie durante un par de horas gracias a esta ayuda mecánica. Bendiciones para todos".

Así dio a conocer la noticia Luis Fernando Montoya, el entrenador colombiano que se coronó en la Copa Libertadores 2004 al mando de Once Caldas y que en diciembre de ese año, tras la Intercontinental perdida ante el Porto, recibió dos heridas de bala que lo dejaron cuadripléjico.

Catorce años después, el "Campeón de la vida", como le dicen en el país cafetero, volvió a ponerse de pie por sus propios medios gracias a un equipo de Exotechno, inventado por el ingeniero mecánico de la Universidad de Antioquia, Freddy Luna.

EFE
EFE

El 22 de diciembre de aquel año en que el Once Caldas se quedó con el trofeo más importante del continente al vencer al Boca Juniors de Carlos Bianchi por penales (2-0), el Profe Montoya fue victima de un hecho de violencia en su residencia en el municipio de Caldas, Antioquia. El DT defendió a su esposa de un robo y terminó con dos balazos que afectaron gravemente su médula espinal (entre la tercera y cuarta vértebra cervicales). Este hecho le dejo como consecuencia una cuadriplejia irreversible.

Luego de años de lucha por su recuperación, en 2016 Luna se reunió con Montoya para diseñar un aparato que le permitiera ponerse nuevamente de pie. Este proyecto participó de diferentes concursos como "Una idea para cambiar el mundo" del canal History Channel y ganó el premio en Titanes Caracol.

Si bien este aparato trae alivio y confort a la vida de la familia Montoya, no está terminado ya que apenas le permite pararse por un límite de tiempo. "Después se le sube la presión, por eso el ingeniero sigue haciendo ajustes para mejorar el aparato", explicó Andrea Herrera, esposa del Profe, en diálogo con Noticias Caracol.

Seguí leyendo: