El francés Éric Abidal junto a Sandro Rosell, ex presidente del Barcelona FC (EFE)
El francés Éric Abidal junto a Sandro Rosell, ex presidente del Barcelona FC (EFE)

En la época de Barcelona FC de Pep Guardiola, considerado uno de los mejores equipos de la historia, el francés Éric Abidal conmovió al mundo al superar en 2012 un tumor en el hígado. El ex futbolista galo, quien actualmente es el secretario técnico del club catalán, debió someterse a un trasplante para superar aquella dura enfermedad. A seis años de aquella operación, el escándalo ha estallado por la presunta compra de aquel hígado para Abidal en el marcado negro.

El escándalo estalló porque una juez de Barcelona abrió hace un año una investigación sobre la supuesta compra ilegal de un hígado para Abidal, a raíz de las escuchas policiales a Sandro Rosell, el ex presidente blaugrana que está en prisión preventiva e irá a juicio por delitos de blanqueo y organización criminal.

El periódico digital El Confidencial reveló este miércoles que en las escuchas policiales a las que fue sometido Rosell en el marco de su investigación por blanqueo se lo escucha hablar con un tal "Juanjo" sobre que le "compraron un hígado ilegal" a Abidal, quien fue trasplantado en abril de 2012 cuando recayó del cáncer.

Eric Abidal jugó seis temporadas en el Barcelona FC, donde superó un cáncer de hígado (AFP)
Eric Abidal jugó seis temporadas en el Barcelona FC, donde superó un cáncer de hígado (AFP)

Abidal fue sometido el 10 de abril de 2012 en el Hospital Clínic de Barcelona a un trasplante de hígado de un donante vivo, que desde el primer momento el Barça y el jugador aseguraron que se trataba de su primo.

Desde el recinto aseguraron que se siguieron todos los protocolos legales establecidos para los trasplantes. Cirujanos hepatólogos de este hospital público se encargaron tanto de extraer el hígado como de trasplantarlo al ex futbolista, siguiendo siempre las normas establecidas por la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) y la Organización Catalana de Trasplantes (OCATT).

Ambas entidades, encargadas de velar que se cumplan los protocolos de donaciones y trasplantes, expresaron su postura de "tolerancia cero" frente al tráfico de órganos y confirmaron que iniciarán una investigación interna.

Por su parte, la Fundación Éric Abidal, en su nombre y en la del propio jugador, han informado que todo el proceso se adecuó a los procedimientos y protocolos establecidos. "La Fundación Éric Abidal lamenta que se ponga en duda la honorabilidad de todos los implicados en el proceso, a quienes Éric Abidal les profesa una gran admiración y un enorme agradecimiento, en especial al donante, su primo Gerard", se asegura en el comunicado.

El FC Barcelona también ha desmentido la información de El Confidencial. "La información difundida omite un hecho trascendente como es el archivo de esta causa por un juzgado de Barcelona, con fecha del 18 del pasado mayo, circunstancia que perjudica la honorabilidad de Éric Abidal, de todas las organizaciones vinculadas a los trasplantes, del FC Barcelona, y de su expresidente Sandro Rosell", aseguró la entidad en un comunicado.

Además, el club azulgrana lamentó "profundamente el poco rigor" en la difusión de "informaciones relativas a un tema tan sensible".

La defensa de Rosell en la causa por blanqueo han manifestado que no tenían conocimiento de estos hechos y han mostrado su extrañeza de que se pueda pensar que se puede comprar un hígado ilegal y trasplantarlo en un hospital público como el Clínic de Barcelona.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: