La espectacular salida de los equipos: del color de las tribunas en Kiev al emocionante himno de la Champions League

Uno de los momentos más emotivos de la gran final de la Champions League 2018 se dio con la salida de los equipos al campo de juego. El Real Madrid y el Liverpool saltaron al césped del estadio Olímpico de Kiev con un marco espectacular.

Los dos conjuntos salieron a la cancha al mismo tiempo, mientras que en las tribunas los hinchas desplegaron una fiesta.  Los simpatizantes españoles e ingleses que viajaron hasta Ucrania para la ocasión se lucieron con el recibimiento a sus jugadores. "Hasta el final, vamos Real", decía la enorme bandera que la afición "Merengue" mostró en una de las cabeceras.

(Reuters)
(Reuters)

Antes del pitazo inicial, llegó uno de los momentos más esperados: la presentación del himno de la Champions League. El ya tradicional tema puso la piel de gallina a las 70 mil almas que colmaron las gradas en Kiev y a los millones de fanáticos que siguen el evento por televisión alrededor del mundo.

"Zadok the priest", tal es el nombre original de la popular canción creada por el compositor alemán Georg Friedrich Händel y arreglada por el británico Tony Britten para convertirse en el símbolo musical del torneo, retumbó en cada rincón del estadio Olímpico, ante el gesto concentrado de los 22 protagonistas del juego.

(Reuters)
(Reuters)

Además, la organización montó un show para el recuerdo en el medio de la cancha, con cientos de voluntarios representando con telas diversos símbolos de la competencia y músicos en vivo.

(Reuters)
(Reuters)

Finalmente, llegó el momento de la verdad: el árbitro serbio Milorad Mazic marcó el comienzo del encuentro y la pelota comenzó a rodar. Las luces y la música quedaron atrás, para dar lugar al fútbol.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

La otra cara de la final de la Champions League: peleas callejeras y amenazas de bomba en Kiev

El gesto de Cristiano Ronaldo a horas de la final entre Real Madrid y Liverpool

La historia detrás de los peores asientos para ver la final de la Champions League en Kiev