El luchador británico Jackson Mason fue víctima de lo que muchos fanáticos denominaron: "El peor corte de ojo en la historia de la MMA", después de ser derrotado por su rival, el sueco Hakon Foss durante la pelea preliminar del Cage Warrior 93 en Gotemburgo.

El combate entre ambos pesos welter finalizó a 1:56 del primer asalto. Una ráfaga de golpes de "Death" Foss acabó con el duelo repentinamente. Al ver el corte que le había ocasionado con un rodillazo, el árbitro decidió dar por finalizado el duelo.

Tras caer por nocaut, "La Roca" fue atendido rápidamente por el personal médico mientras el ex luchador Josh Maguire lo filmaba. "Este es uno de los peores cortes que he visto en la MMA", escribió junto al video que publicó en las redes sociales.

Su ceja izquierda quedó totalmente destrozada y tras la exitosa operación, Mason reconoció que necesita "aprender algo de defensa de rodillas" en su cuenta de Twitter. Con la derrota, acumuló 17 en 46 peleas.

"Es lo peor que he visto en mi vida. Es absolutamente horrible", aseguró un usuario al ver el video. Otro agregó: "¿Alguna vez va a sanar adecuadamente? Se va a seguir abriendo en el futuro seguramente". Un tercer usuario conmocionado dijo: "Este tiene que ser el peor corte en la historia del deporte. Se puede ver prácticamente todo".

Marc Goddard, árbitro del combate, fue el encargado de ponerle fin al enfrentamiento después de darse cuenta que, con el gran corte que había sufrido el británico, no iba a poder continuar. Fue la victoria número 9 para el sueco, quien venía de caer ante Jamie Richardson.

 

MÁS SOBRE ESTE TEMA