La gala de presentación del Balón de Oro se desarrollaba en el primer piso de la mítica Torre Eiffel de París, pero la cámara comenzó a mostrar cómo estaba el exterior de la histórica construcción para develar al ganador del 2017.

La toma mostró la Torre en su esplendor y lentamente fue profundizando en el detalle para develar al ganador. Allí estaba Cristiano Ronaldo, de espaldas e iluminado en la oscuridad, con el Balón de Oro en sus manos.

El portugués señaló el galardón con sus manos y rápidamente hizo un gesto para recordar que este era el quinto que obtenía en su historia, igualando la marca de Lionel Messi como el más ganador.

"Estoy feliz. Es impresionante", fueron las primeras palabras del portugués tras coronarse como el mejor jugador del 2017, superando a Messi y Neymar, quienes completaron la terna.

LEA MÁS: