Para despedir 2016, el Real Madrid organizó un entrenamiento abierto al público y a la prensa, donde el gran protagonista fue el portugués Cristiano Ronaldo. El delantero no pudo ocultar su malestar y vomitó ante 6.000 espectadores y las cámaras de varios medios de comunicación.

Justamente, las cámaras del canal de TV español Cuatro le hicieron un seguimiento especial a CR7, quien durante el rondo tuvo un enfrentamiento especial con Lucas Silva y posteriomente se tocó el pecho para indicar a sus compañeros que no se sentía bien.

Al final acabó vomitando ligeramente sobre el mismo terreno de juego, lo que aparentemente le devolvió el bienestar, ya que luego se lució en la práctica de fútbol informal y celebró de manera efusiva un gol de penal.

Winning team this morning 👍👍👍

A photo posted by Cristiano Ronaldo (@cristiano) on

Al término del entrenamiento, el último del año porque los jugadores del Real Madrid tendrán un par de días libres para celebrar el Año Nuevo antes de reincorporarse al trabajo, Ronaldo publicó una fotografía con sus compañeros de equipo en su cuenta de Instagram.

LEA MÁS: