El director mexicano está nominado a los Oscar como Mejor Director (Foto: Instagram @alfonsocuaron)
El director mexicano está nominado a los Oscar como Mejor Director (Foto: Instagram @alfonsocuaron)

Ahora también en el ámbito de la economía reconocen al director mexicano Alfonso Cuarón y su película Roma, con la que ha cosechado premios y prestigio en el circuito cinematográfico mundial.

Esta semana, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) destacó el trabajo del Cuarón como ejemplo de la llamada economía "naranja", que se refiere a aquellas actividades a través de las cuales las ideas se transforman en bienes y servicios culturales y creativos, cuyo valor está o podría estar protegido por derechos de propiedad intelectual.

Roma ha sido nominada a 10 premios de la Academia (Foto: Archivo)
Roma ha sido nominada a 10 premios de la Academia (Foto: Archivo)

La economía "naranja" –o creativa– se clasifica en tres tipos: actividades tradicionales y artísticas, la industria creativa y las actividades que brindan apoyo creativo a las industrias tradicionales.

Entre estas se encuentra la economía cultural, las artes visuales y escénicas, artesanías, editorial, audiovisual y fotográfica.

Estos sectores "naranja" son un novedoso y dinámico motor de la economía. Según el BID, las industrias creativas ayudan a generar valor, riqueza, inversiones, oportunidades de trabajo y desarrollo social.

En 2015 las industrias culturales y creativas, que forman parte de la economía "naranja", generaron 1,9 millones de empleos en América Latina y El Caribe, e ingresos por 124.000 millones de dólares, de acuerdo con el BID.

En su estudio "Políticas públicas para la creatividad y la innovación: impulsando la economía naranja en América Latina y el Caribe", el BID consideró que Roma es producto del talento y el potencial de la industria cinematográfica en la región.

Por esa razón, el cine latinoamericano está de fiesta, destacó el organismo en sus redes sociales.

Para el organismo, Roma es un modelo de la economía "naranja", que crea 10% del empleo en Latinoamérica, y reconoce el filme al lado de otras películas latinoamericanas como la chilena Una mujer fantástica, la colombiana El abrazo de la serpiente y la argentina El secreto de sus ojos.

También destaca la potencia de la industria cinematográfica de la región latinoamericana, donde los estrenos aumentaron en promedio 28% entre 2013 y 2017, al llegar a casi 1.000 películas al año.

En cifras económicas, el BID informa que 38% del gasto de producción benefició a sectores como la música, la moda, la logística y actividades técnicas.

Por eso considera que la economía "naranja" es un motor de desarrollo económico cada vez más importante en América Latina y el Caribe.

El BID es un organismo financiero con sede en Washington DC, en Estados Unidos. Nació en 1959 con el propósito de financiar proyectos viables de desarrollo económico, social e institucional, y para promover la integración comercial regional en América Latina y el Caribe.

Su objetivo central es reducir la pobreza en Latinoamérica y el Caribe, así como fomentar un crecimiento sostenible y duradero.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: