Petro cuestionó nuevamente la primera línea del metro de Bogotá: “El país no está avanzando, se está atrasando”

Desde el Congreso Nacional de Infraestructura en Cartagena, el mandatario aseguró que una línea subterránea es más económica y cuestionó la capacidad para financiar el proyecto

El mandatario se volvió a referir a la primera línea del metro de Bogotá. Foto: Presidencia de Colombia, Twitter.
El mandatario se volvió a referir a la primera línea del metro de Bogotá. Foto: Presidencia de Colombia, Twitter.

Nuevamente, el presidente Gustavo Petro se refirió a la primera línea del metro de Bogotá, esta vez durante el Congreso Nacional de Infraestructura, que se realiza en Cartagena: aseguró que el trazado elevado es más costoso que el subterráneo y cuestionó la capacidad estatal para financiar el proyecto.

“A la fecha variado el proyecto, pasados ya 8 años, casi 9, no conocemos el estudio y diseño del otro proyecto, simplemente se suspendió, simplemente no era del agrado de ciertas capas de la vida política el que Bogotá tuviera un metro subterráneo, afectaba intereses, no era un problema técnico ni financiero, porque Colombia podía sustentar ese proyecto”, dijo el mandatario.

Además, señaló que la situación económica del 2013 era más propicia para iniciar la construcción del tramo, pero que esa oportunidad fue desaprovechada. “El proyecto de 7 mil millones de dólares en ese momento, costaba 14 billones de pesos, el proyecto que todavía no sabemos cuanto vale, si fuese de 7 mil millones de dólares ahora, cuesta 35 billones de pesos”, dijo.

“Lo que nos corresponde ahora a nosotros, ya no como Alcaldía, sino como Gobierno nacional, es saber cómo puede encajar ahora un proyecto de 35 billones de pesos en una estructura financiera actual indudablemente más débil que la que teníamos en el 2013 o 2014″, añadió el mandatario.

De igual forma, señaló que “todas las troncales de tranvías, la primera línea del metro de Bogotá, una inversión que podría sumar de 11 mil a 12 mil millones de dólares, en ese entonces, hoy no existe un metro, no solo en metro, sino un metro físico de línea férrea en uso en la ciudad de Bogotá. Para no confundirlo con la primera línea del metro, ni un kilómetro”.

“Yo creo que esa es una de las circunstancias que debería llamarnos a una evaluación de lo que sucede en el país, en términos de infraestructura y, sobre todo, en términos del cambio del paradigma, porque si eso es simplemente una inercia que nos mantiene en viejas tecnologías, el país no está avanzando, se está atrasando”, finalizó.

Petro y el metro

Entre 2012 y 2015, cuando fue alcalde de Bogotá, Gustavo Petro promovió la construcción de un metro subterráneo para la ciudad, que habría tenido el mismo recorrido que hoy está proyectado para la primera línea. De hecho, su administración dejó listos unos estudios de ingeniería básica avanzada y el aval fiscal del gobierno para su financiación.

Pero, su periodo como burgomaestre finalizó y su sucesor, Enrique Peñalosa, cambió radicalmente el proyecto. Contrató estudios nuevos, el trazado de la primera línea pasó de subterráneo a elevado, y se lograron los avales necesarios para iniciar la licitación. De esta manera, la primera línea fue adjudicada a la empresa china Harbour Engineering y Xi’An Metro en 2019 y la obra inició en 2020.

Entonces, empezaron las críticas de Petro al proyecto, siendo senador y candidato presidencial. Primero, cuestionó que se hubiesen desechado los estudios técnicos que se hicieron durante su administración.

Luego, ya como presidente, se habría reunido con representantes del consorcio Apca Transmimetro y les habría explicado los riesgos de que el trazado de la primera línea del metro de Bogotá sea elevado en la avenida Caracas.

“Existen riesgos en el suelo en el borde oriental debido a que las columnas que sostendrían el metro elevado estarían muy cercanas entre sí y a una gran profundidad, lo que podría afectar la estabilidad, por riesgos geotécnicos debido a la variabilidad del suelo”, revelaron fuentes del Gobierno a Blu Radio.

Otro de los riesgos, que reseñó el medio mencionado, tenía que ver con el Plan de Manejo de Tráfico, ya que la troncal del TransMilenio por la Caracas deberá seguir en operación durante las obras del metro. De acuerdo con la fuente consultada por la emisora, se suman a los efectos urbanísticos que conlleva el que la línea del metro sea elevada.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR