Ubican laboratorio para procesar cocaína avaluado en más de 30.000 millones de pesos

El Ejército Nacional, en despliegue operacional e interinstitucional con la Fiscalía General de la Nación, logró la destrucción de cinco toneladas de clorhidrato de cocaína y cerca de tonelada y media de pasta base de coca

El Ejército Nacional emplea todas sus capacidades diferenciales en pro de la tranquilidad y la seguridad de los habitantes del suroccidente colombiano. FOTO: EJÉRCITO NACIONAL
El Ejército Nacional emplea todas sus capacidades diferenciales en pro de la tranquilidad y la seguridad de los habitantes del suroccidente colombiano. FOTO: EJÉRCITO NACIONAL

En medio de una operación de interdicción, el Ejército Nacional llegó hasta el departamento de Nariño, y ubicó siete estructuras rústicas donde se almacenaban más de seis toneladas del narcótico. Según inteligencia militar, el megalaboratorio pertenecería a la compañía José Luis Cabrera Ruales, del Eln.

Fue en la vereda La Barazón, municipio de Samaniego, donde se efectuó la maniobra que permitió la incautación del estupefaciente, además de la inutilización de más de 1.500 kilogramos de insumos sólidos, 3.491 galones de insumos líquidos y otros precursores químicos, además se hallaron equipos y herramientas como prensas hidráulicas, hornos microondas, extractores y plantas eléctricas.

En el lugar de los hechos no se presentaron capturas y el material fue puesto a disposición de la autoridad competente para adelantar el proceso de judicialización.

La operación desarrollada afectó a este grupo armado organizado en cerca de 30.000 millones de pesos, afectando sus finanzas y reafirmando el compromiso de la institución en contra de las economías ilícitas que se lucran del narcotráfico.

Otros golpes al narcotráfico

Este golpe dado al narcoterrorismo es el segundo que da el Ejército Nacional en un mes a los grupos armados organizados que operan en Colombia.

A principios de junio pasado también se ubicó un laboratorio de clorhidrato de cocaína en Mapiripán, en el Meta. Tras la infiltración por tierra de soldados al corazón de la selva en este municipio, fue hallada y destruida una estructura de madera de más de 12 metros, que en su interior albergaba aproximadamente 177 kilogramos de clorhidrato de cocaína. El material incautado, la estructura y estimación de la producción mensual del alcaloide estarían avaluados en alrededor de 858.000 millones de pesos, la más grande encontrada este año.

La operación conjunta, coordinada e interinstitucional del Ejército Nacional, la Armada de Colombia, la Fuerza Aérea, la Policía Nacional y la Fiscalía General de la Nación, impactó de manera positiva en la salud pública al dejar fuera de circulación aproximadamente más de un millón de dosis personales del estupefaciente.

En el laboratorio fue incautado también gran material para el procesamiento de este estupefaciente, como insumos líquidos entre los que se destaca la incautación y destrucción de 290 galones de ACPM, 670 galones de acetona, 128 galones de ácido clorhídrico, 130 kilogramos de carbón activado, 200 kilogramos de cloruro de calcio y 125 kilogramos de soda cáustica, entre otros.

El derrame de estos insumos para producir clorhidrato de cocaína generaba graves consecuencias para las fuentes hídricas aledañas, así como para la fauna y flora.

En el registro realizado por los soldados se hallaron también diez hornos microondas, una prensa hidráulica, una empacadora al vacío, dos electrobombas, una lavadora y una cámara de calor, entre otros elementos, avaluados en más de 30 millones de pesos.

Con estos laboratorios el grupo armado organizado residual Estructura Primera Armando Ríos buscaba fortalecer su estructura armada producto de las rentas ilícitas del narcotráfico.

Dos laboratorios destruidos

Entre tanto, en abril pasado, en zona rural de Norte de Santander la ubicación y destrucción de dos laboratorios para el procesamiento de clorhidrato de cocaína con capacidad de producir más de dos toneladas de este narcótico al mes, los cuales pertenecían al Eln.

El primer laboratorio se encontraba en la vereda Santa Rosa, municipio de Salazar de las Palmas, hasta donde llegaron militares para ubicar cinco estructuras que contenían 282 kilogramos de clorhidrato de cocaína en solución y 70 kilogramos de base en solución.

De la misma manera, en la vereda San Roque, municipio de Sardinata, fueron halladas cuatro estructuras ilegales con 460 galones de clorhidrato de cocaína y 100 galones de base de coca en solución. En ambos puntos se ubicaron más de 2.000 galones de sustancias químicas líquidas y más de una tonelada de sustancias químicas sólidas para la producción de este alcaloide.

Con este resultado se logró una afectación económica en cerca de 5.000 millones de pesos al Frente Carlos Armando Cacua Guerrero, del Eln, propinando otro golpe a esta estructura que delinque en el nororiente colombiano, cuya producción estaría destinada a ampliar sus mercados internacionales y, de esta manera, seguir fortaleciendo su economía ilícita.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR