Gerard Piqué reacciona con un manotazo ante paparazzi que lo perseguía en Barcelona mientras iba con sus hijos

El futbolista español no la pasa bien tras su separación de Shakira. Se acopla a su nuevo estilo de vida, pero la prensa le mete presión

Tras su separación de Shakira, el jugador español no la ha pasado bien. Recientemente tuvo un encuentro con un paparazzi, mientras estaba con sus hijos. EFE/Alejandro García.
Tras su separación de Shakira, el jugador español no la ha pasado bien. Recientemente tuvo un encuentro con un paparazzi, mientras estaba con sus hijos. EFE/Alejandro García.

Una de las noticias que más le da la vuelta al mundo por estos días es la de la separación de la cantante Shakira y el futbolista Gerard Piqué tras doce años de relación, en los que tuvieron dos hijos y fueron una de las parejas más queridas de los últimos tiempos en España.

Después de confirmar su ruptura, la expareja confirmó que su máxima prioridad es el bienestar de sus hijos, los pequeños Milan y Sasha, y por ello están buscando emprender acciones legales para obtener la custodia.

“La artista no quiere continuar viviendo en Barcelona. Aquí no tiene amigos ni familia (salvo la de Piqué) y Hacienda la persigue desde hace años, por lo que tiene intención de mudarse e instalarse en otro país. Con sus hijos, por supuesto. Y aquí empiezan los problemas: Piqué se niega a separarse de sus hijos y alude a que los niños nacieron en Barcelona, aquí se han criado y aquí tienen su colegio y sus amigos”, puede leerse en elEconomista.es.

Shakira y Piqué han procurado dividirse bien los tiempos para que pasen tiempo de calidad con ambos padres, aunque no en los mismos lugares. De hecho, en uno de los encuentros más recientes en el que han acompañado a su hijo mayor en un torneo de béisbol, se les ha visto más que distanciados, cada uno en su lado.

Este fin de semana, un paparazzi lo persiguió de cerca para registrar las imágenes de su nuevo estilo de vida, mientras se dirigía, en compañía de sus hijos, de la casa de sus padres al aeropuerto.

El paparazzi Jordan Martin sigue al futbolista desde muy cerca y este le manda un manotazo a la cámara para que se detenga. Acto seguido, Martin y su equipo persiguen a Piqué a bordo de un auto, mientras este transitaba a gran velocidad por las calles de Barcelona, con el niño mayor como copiloto. Según el relato del periodista, alcanza a pasarse un semáforo en rojo.

Al llegar al aeropuerto, Martin lo aborda y el jugador le pide respeto. El paparazzi acepta no hacerle preguntas sobre su extinta relación con la cantante colombiana, pero Piqué ya se encuentra molesto con él. Hasta Milan, con sus 9 años, hace gestos de incomodidad.

Martin asegura en el programa de ‘El gordo y la flaca’ que Piqué le tiró el teléfono al suelo de manera grosera, pero las imágenes permiten ver que apenas es un manotazo que le obliga al paparazzi a bajar el teléfono, que desenfoca por unos segundos.

En el programa en que se difundieron las imágenes, los presentadores aseguran que se trata de un ataque a la prensa y el jugador estaría expuesto a que lo metan preso por haberse saltado las señales de tránsito, teniendo que no es la primera vez que lo hace.

Jordan Martin, a través de su cuenta de Instagram, en la que publica el video, dice que su trato con el jugador fue de respeto en todo momento, pero este no respondió de la misma manera.

“Puedo entender que son momentos complicados, por eso mismo a Gerard Piqué le hablé con muchísima educación y respeto, y más aún por estar los niños delante”, comentó el paparazzi. “Esa es la gran diferencia entre Gerard y Shakira. la colombiana jamás pierde los nervios con la prensa y eso que a veces somos hasta pesados con ella, cuando es la que realmente lo está pasando verdaderamente mal en todo esto”.

En los comentarios, muchas personas le recriminan al paparazzi que no mencionó el hostigamiento y acoso al que estaba sometiendo a Piqué y a sus hijos, al ser personajes reconocidos.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR