En Pasto, inundaciones afectaron cerca de 30 barrios

Se estima, en un informe preliminar entregado por personal del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Pasto, que unas 200 familias pueden resultar damnificadas por esta situación

La emergencia fue atendida por unos 40 voluntarios de las tres estaciones existentes en la ciudad, se estima que unas 200 familias son las damnificadas por esta situación. De igual manera, un sinnúmero de negocios también se inundaron en sectores como Las Lunas, avenida Chile, Fátima y el mercado El Potrerillo, lo que generó pérdidas millonarias en el comercio de la ciudad.
La emergencia fue atendida por unos 40 voluntarios de las tres estaciones existentes en la ciudad, se estima que unas 200 familias son las damnificadas por esta situación. De igual manera, un sinnúmero de negocios también se inundaron en sectores como Las Lunas, avenida Chile, Fátima y el mercado El Potrerillo, lo que generó pérdidas millonarias en el comercio de la ciudad.

Desde las 3:00 de la tarde del martes 7 de junio, Pasto vivió momentos de angustia en medio de un fuerte aguacero que se extendió hasta casi las 5:00 de la tarde y que generó una grave emergencia en cuatro comunas de la ciudad debido a las inundaciones que se presentaron.

Según las primeras versiones, se calcula que unos 30 barrios fueron los más afectados, incluido el Mercado El Potrerillo, el centro de abastos más grande de Nariño, y los alrededores del Estadio Departamental Libertad, por el desbordamiento de la quebrada Chapal.

En un informe preliminar, entregado por personal del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Pasto, se señaló como puntos críticos los barrios: Cantarana, Madrigal, Caicedo, Las Lunas II, Potrerillo, El Progreso, Tamasagra, El Triunfo, Fátima, El Recuerdo, Chile, Jamondino, Puertas del Sol, Villa Olímpica, Chapal y El Pilar.

La emergencia fue atendida por unos 40 voluntarios de las tres estaciones existentes en la ciudad, se estima que unas 200 familias sean las damnificadas por esta situación. De igual manera, un sinnúmero de negocios también se inundaron en sectores como Las Lunas, avenida Chile, Fátima y el mercado El Potrerillo, lo que generó pérdidas millonarias en el comercio de la ciudad.

Le puede interesar: Fuertes lluvias causaron emergencias en la noche del sábado en Cali

“Debido a la ola invernal que afecta gran parte de la geografía nacional, se presentan fuertes lluvias, ocasionando inundaciones en viviendas y afectaciones a la movilidad de peatones y automóviles. De igual manera, en muchas viviendas, el nivel del agua subió más de un metro”, dijeron los socorristas.

El grupo de voluntarios también advirtió que muchas quebradas, que nacen en las partes altas de la ciudad, y que pasan por sectores poblados, “han sido canalizadas, algunas ya no vierten agua en tiempo de verano, pero en épocas de invierno se crecen y buscan su curso natural, el cual en muchas ocasiones es desviado por las obras de infraestructura, es el caso de las quebradas Mijitayo, El Guaico, Chapal, y el canal del río Pasto”.

“De igual forma, el taponamiento de las alcantarillas y sumideros también es causante de esta emergencia, debido a la acumulación de basuras. Es de anotar que el sur de la ciudad está colapsado debido a la emergencia”.

Desde la Secretaría de Gestión Ambiental, Infraestructura y Valorización de la alcaldía de Pasto, aseguraron que en el pico del aguacero las alcantarillas soportaban 102 milímetros de agua por hora. “Agradecemos el trabajo que a esta hora adelantan Gestión del Riesgo Pasto, los Bomberos y la Empresa de Obras Sanitarias de Pasto, para atender la emergencia y movilidad de la ciudad” anunció el gobierno local.

Por su parte, el gobernador de Nariño Jhon Rojas Cabrera, en una entrevista con El Tiempo aseguró que en 54 de los 64 municipios persiste la emergencia por cuenta de la prolongada ola invernal. “Estoy viviendo una de las peores crisis en materia de ola invernal”, reveló el mandatario regional.

Entre los municipios más golpeados figuran Ancuya, Sandoná, Linares, Consacá, Samaniego, Taminango, La Unión, San Bernardo, Policarpa y San Pablo donde cultivos de plátano, café, caña, papa, maíz y frutales se perdieron por las fuertes lluvias cuando los campesinos se aprestaban a realizar sus cosechas.

Desde el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM) señalaron que además de la temporada invernal, la cual se ha intensificado por el fenómeno de La Niña, se da inicio a la temporada de huracanes, que puede afectar al caribe colombiano.

Las alertas por deslizamientos siguen vigentes en casi todo el territorio nacional, principalmente en algunos municipios de los departamentos de: Antioquia, Boyacá, Casanare, Cauca, Cundinamarca, Meta, Nariño, Norte de Santander, Risaralda, Santander y Tolima.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR