Líder de Nóvita, Chocó. asegura que siguen en confinamiento por culpa de los actores armados: “Las autoridades no nos paran bolas”

Tulio Hurtado anotó que en tres semana ha sido muy complejo poder acceder a los alimentos, ya que no pueden salir y tampoco existe una forma para que puedan recibirlos

Municipio de Nóvita, Chocó
Municipio de Nóvita, Chocó

Los municipios de Nóvita, San José del Palmar y Sipí en Chocó, vienen presentando una álgida situación de violencia desde abril, provocada por grupos armados que incursionan en la zona. Los hechos han generado que la comunidad que habita en la zona rural permanezca confinamiento, en promedio se calcula que más de 7.000 personas en veredas y corregimientos de estas jurisdicciones están en esta situación, donde además no tiene acceso a ningún tipo de alimento, medicamento u otros elementos importante para atender las necesidad básicas

Todo esto se debe a la disputa entre tres grupos armados ilegales que han amenazado la vida de los pobladores, no solo con el cruce del fuego sino con la instalación de minas a las afueras de zonas escolares.

Esto no es una situación nueva en el departamento del Chocó, la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) explicó que en diciembre de 2021, uno de los grupos armados que opera en la zona declaró un paro armado que se extendería por cuatro días, sin embargo, a mayo del 2022 continúan las intimidaciones en contra de la comunidad.

Desde la fecha se han impuesto toques de queda entre las 6 a. m. y las 6 p. m., lapso en donde se imposibilita el transito de vehículos que facilitan el envío de alimentos, insumos y de los mismos pobladores del municipio de San José del Palmar. También se expone la preocupación por un fenómeno de homicidios selectivos que cobra la vida de habitantes de la zona.

Ante este difícil panorama Tulio Hurtado, representante legal del Consejo Mayoritario Nóvita, habló con W Radio y expuso que la situación es “caótica” y que las situaciones para los pobladores es crítica: “Nóvita es un municipio abandonado a su suerte, la gobernación es nula y brinda por su ausencia, las autoridades locales hacen lo que pueden y las autoridades nacionales no nos paran bolas, no se que esta pasando y pero la situación no nos permiten crear un corredor humanitario para atender a todas las personas afectadas”, contó Hurtado.

En esta misma linea, contó algunas de las dificultades que padecen los habitantes del municipio, mayormente relacionadas con el medio de transporte: “Está suspendido toda clase de transporte fluvial, está totalmente prohibido, las comunidades no pueden salir a comprar su sustento, su pan vivir”.

Habló también de los tres hombres y la mujer, que fueron encontrados muertos en Sipí y Nóvita y aseguró que hasta el momento las autoridades no les han comentado oficialmente la situación. El 9 de mayo se dio ha conocer que las víctimas eran vendedores ambulantes que habían sido reportadas como desaparecidos desde el pasado primero de mayo.

“En zona rural de los municipios de Sipí y Nóvita (Chocó) fueron encontrados los cuerpos de cuatro personas, tres hombres y una mujer, quienes habían sido secuestrados por un grupo armado ilegal el pasado 1 de mayo. Estas personas se dedicaban a la venta ambulante de mercancía”, informó la Defensoría del Pueblo.

Además, el ente agregó que: “La Defensoría del Pueblo rechaza estos hechos, al tiempo que reitera su llamado a los grupos armados ilegales de no atentar contra la población civil. Cabe recordar que la Defensoría del Pueblo había emitido la Alerta Temprana 020 de 2021 para Sipí, y la 027 de 2021 para Nóvita y Condoto, en donde se advertía el riesgo que representa para la población los combates entre las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) y la guerrilla del ELN por la disputa territorial”.


SEGUIR LEYENDO


TE PUEDE INTERESAR