Enrique Vives quedaría en libertad porque no se le realizó la prueba de alcoholemia en el momento indicado

El empresario samario definiría su futuro judicial en poco tiempo, después de estar implicado en el accidente que acabó con la vida de seis jóvenes en Magdalena

Empresario Enrique Vives Caballero. Foto: Colprensa
Empresario Enrique Vives Caballero. Foto: Colprensa

El caso del empresario Enrique Vives podría tener un giro inesperado en los próximos días, debido a un fallo en la diligencia posterior al accidente que acabó con la vida de seis jóvenes y dejó uno gravemente herido en septiembre de 2021. Según pudo establecer Semana, luego del accidente se realizaron varios exámenes al conductor, sin embargo, no fueron procesados en el tiempo correspondiente a la diligencia, y por esta razón, Vives podría quedar en libertad.

La información, conocida por el medio de comunicación, determinó que un fallo en la investigación, le permitiría a la defensa del empresario pedir la libertad de su defendido. Aunque Enrique Vives fue sometido a cuatro exámenes incluyendo el de alcoholemia, estas pruebas no fueron realizadas inmediatamente después del accidente, hecho que dentro del amparo legal siempre debe concretarse. Conforme con lo expuesto por el abogado del implicado, los análisis clínicos forenses deben tener lugar en el tiempo de los “actos urgentes”, es decir, tan pronto las autoridades hagan el requerimiento para la inspección del vehículo y el conductor, empero, en el caso de Vives Caballero, el hombre se marchó de forma particular de la escena del crimen después que lo dejarán irse.

También puede leer: Video: “Recuperar por las malas lo que perdieron en democracia”, así recibió el gabinete de Daniel Quintero al alcalde designado para Medellín

Las autoridades realizaron un test que demostró el estado de embriaguez del señalado, no obstante, la temporalidad de estas pruebas se convirtieron en el arma principal para que se tumbé el recurso judicial en su contra, permitiéndole al empresario del Caribe demostrar que no estaba ebrio en el momento del accidente, catalogándolo como un infortunio ocasional. Aunque los juristas que están detrás del caso ya han pedido recursos favorables para su apoderado, la Fiscalía los ha negado e incluso se ha presumido una posible pena que vaya de los ocho años a los 17 de prisión, aunque se le puede dar el beneficio de casa por cárcel.

Semana confirmó que Enrique Vives no fue trasladado a Medicina Legal después del accidente, razón que motivó a desestimar el comparendo que se podría establecer en su contra. Este simple proceso, se ha convertido en una piedra en el zapato para los entes que buscan imponer una sanción ejemplar en relación al proceso, no obstante, el panorama estaría beneficiando al samario. Desde la Fiscalía buscan avanzar con celeridad en la evaluación del proceso y el hallazgo de pruebas que demuestren la culpabilidad del hombre, aunque, el eventual desenlace podría configurarse como un nuevo hecho de negligencia judicial y extensión de la impunidad en el país.

También puede leer: Unidad de Búsqueda entregó el cuerpo de una menor reclutada hace 23 años en Guaviare

Medicina Legal habría entrado directamente en el proceso 11 días después del fatídico hecho, pues tuvo que pasar este lapso para que se ordenara de manera formal la prueba que permitiera determinar si Vives estaba alcoholizado. A corte de este 14 de mayo, la Fiscalía habría tomado otro partido, pues en el ente judicial estaría proponiendo acuerdos para la ejecución de la pena, aunque estos están siendo rechazados por la defensa del conductor. Presuntamente, Vives fue instado a aceptar su culpabilidad y pagar ocho años de cárcel con el benefició de prisión domiciliaria, pero este acuerdo fue rechazado por el abogado. Teniendo en cuenta este panorama, existe la posibilidad que en poco tiempo, Enrique Vives recupere su libertad.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR