Duque reconoció la existencia de “conductas individuales” en la Policía, pero rechazó la generalización en contra de los uniformados

HRW denunció en un documento difundido que la Policía colombiana cometió “abusos gravísimos en contra de manifestantes”.

Foto de archivo de Ivan Duque, Presidente de Colombia, hablando en la cumbre climática de la ONU en Glasgow
 Nov 2, 2021. REUTERS/Hannah McKay/
Foto de archivo de Ivan Duque, Presidente de Colombia, hablando en la cumbre climática de la ONU en Glasgow Nov 2, 2021. REUTERS/Hannah McKay/

El presidente de Colombia, Iván Duque, reconoció la existencia de “conductas individuales” en la Policía, pero criticó tajantemente “generalizaciones” como las vertidas esta semana por Human Rights Watch (HRW) en su informe de 2021, que denunció “abusos gravísimos contra manifestantes” en las protestas registradas en el país.

“Nosotros reconocemos que hay conductas individuales que tienen que ser sancionadas, pero tienen que ser concebidas dentro de la individualización, no la generalización y la estigmatización que muchos pretenden hacer por intereses políticos”, sostuvo en una entrevista con la agencia de noticias Efe.

HRW denunció en un documento difundido el jueves que la Policía colombiana cometió “abusos gravísimos en contra de manifestantes”, que no son “incidentes aislados”, sino el resultado de un problema profundo del cuerpo policial, que necesita una reforma.

Una denuncia que para Duque viene originada en todo tipo de intereses porque “en la política hay derecho a las propias opiniones, pero no a los propios hechos” y “los hechos son tozudos, claros y evidentes” y, por tanto, la crítica debe ser concebida desde la “individualización” de cada caso.

La ONG internacional recopiló pruebas a través de 150 entrevistas a víctimas, familiares, abogados y expertos, así como la verificación de registros policiales, forenses y videos que apuntan a supuestos abusos cometidos por agentes policiales durante las manifestaciones, a los que se acusa de haber “dispersado manifestaciones pacíficas de manera arbitraria y empleado la fuerza de forma excesiva, y a menudo brutal, incluso mediante el uso de municiones letales”.

El presidente aclaró también que su Gobierno sí ha llevado a cabo reformas estructurales entre las que figura un nuevo estatuto disciplinario de la Policía Nacional, aprobado por ley, o un nuevo uniforme que hace más visible los nombres de los agentes y la inclusión de un código QR para que el ciudadano pueda saber quién es el oficial. Igualmente, en cuanto a la formación de oficiales y suboficiales, resaltó que esta es integral e incluye un enfoque de derechos humanos liderado por expertos.

“Entonces, la reforma que ha hecho el Gobierno del presidente Iván Duque a la Policía Nacional es la reforma más importante de las últimas cuatro décadas de la institución”, defendió al insistir en que no se hagan generalizaciones sobre las fuerzas del orden.

Y alabó la labor de la Policía de Colombia porque es el mismo cuerpo que, con otros de “la fuerza pública en general”, también “ha ayudado a enfrentar” fenómenos criminales que se han visto reducidos en los últimos años.

Cuando usted ve las tasas de homicidios del año 18, 19, 20 y 21, en las tasas agregadas -es decir, viendo el promedio, viendo cómo se comporta el homicidio- hemos logrado la tasa de homicidio en periodo presidencial más baja en 40 años”.

E igualmente con la de secuestros, “otro de los grandes delitos infames en Colombia”, en la que “hemos llegado a la menor tasa desde que existen esas estadísticas”.

“Hemos empezado a hacer intervenciones en zonas de Colombia que fueron gravemente afectadas por la violencia”, manifestó Duque al mencionar el caso particular de San Andrés de Tumaco (oeste), cuya alcaldesa, dijo, le trasladó que la localidad “estaba teniendo la menor tasa de homicidios en décadas”.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR