Desfalco en Alcaldía de Pereira, 13 funcionarios falsificaron firmas para recibir millonarios pagos de cesantías

El alcalde Carlos Maya denunció que esta irregularidad se estaba realizando desde el año 2013 y han logrado robar cerca de $300 millones de los recursos públicos

Bogotá. 30 de marzo de 2016. Este jueves el Banco de la República presentó el nuevo billete de 100 Mil Pesos. (Colprensa - Mauricio Alvarado)
Bogotá. 30 de marzo de 2016. Este jueves el Banco de la República presentó el nuevo billete de 100 Mil Pesos. (Colprensa - Mauricio Alvarado)

En las últimas horas, el alcalde de Pereira, Carlos Maya, informó a las autoridades y a la opinión pública sobre un millonario desfalco del que vendría siendo víctima la Administración desde el año 2013. Aunque el funcionario no reveló nombres, señaló que 13 funcionarios de la Alcaldía de Pereira, falsificaron firmas para recibir millonarios sueldos.

Este cartel de corrupción dentro de la Alcaldía de Pereira se encargó de falsificar firmas de otros funcionarios para devengar cesantías por sumas de dinero fuera de lo establecido por la ley y sus contratos. El alcalde Maya señaló que las alertas se encendieron ante las dudas de la asignación de recursos dentro de la Administración, lo que llevó a la revisión de contratos y pagos de pensiones y cesantías.

El mandatario local se abstuvo de dar a conocer los nombres de estos 13 funcionarios a la opinión pública, pero señaló que ante la Fiscalía General de la Nación ya se presentó la respectiva denuncia con todas las pruebas que involucran a estas personas.

Los millones que faltan en los recursos de las arcas municipales se verían representados en los pagos irregulares de cesantías a estas 13 personas, el cual se hizo por parte de un reconocido fondo estatal, según señaló la W Radio. Para lograr esto, estas personas falsificaron las firmas del director de talento Humano de la Alcaldía, Carlos Alberto Restrepo; del secretario de Gestión Administrativa, Gustavo Montes; y del abogado Juan David Orozco.

Esa identificación de esos valores nos generó una inquietud muy grande frente a la asignación de recursos por encima de los estándares convencionales o los costos normales y pasamos a verificar con los fondos de pensiones y cesantías el giro de esos recursos, identificando anomalías al respecto”, explicó el alcalde.

Con las pruebas entregadas por el alcalde Carlos Maya, el ente ya inició una investigación contra los trabajadores para determinar si son responsables de delitos como hurto, falsedad material e ideológica en documento público, concierto para delinquir, peculado por apropiación y aprovechamiento de error ajeno.

Dentro de los hechos que hoy son materia de investigación se encuentra el caso, por ejemplo, de un funcionario que en el año 2020 retiró cesantías por $91 millones de pesos, esto a pesar de que su sueldo mensual es de $1.800.000 pesos, lo que quiere decir que para esas cesantías tendría que haber trabajado 40 años.

Como este caso, el alcalde identificó a 13 funcionarios que habrían generado, con estas acciones delictivas, un desfalco de hasta 300 millones de pesos en la Alcaldía de Pereira.

A través de los procesos internos hemos identificado un proceso de corrupción al interior de la Alcaldía de Pereira, cuando en una revisión de la liquidación de la nómina de la entidad, encontramos varios giros por valores extraordinarios, especialmente en las liquidaciones de las cesantías de algunos funcionarios de planta”, dijo el alcalde según RCN Radio.

A la emisora señaló que, inicialmente, la investigación interna solo señalaba a cuatro presuntos funcionarios involucrados, “pero avanzando en el proceso, logramos identificar que este ejercicio viene ejecutándose desde el año 2013 y que no son cuatro, sino 13 los funcionarios que están recibiendo valores exorbitantes, producto del pago de liquidaciones del fondo de pensiones y cesantías”, explicó.

Por su parte, el asesor en temas de nómina y finanzas del alcalde de Pereira, Juan David Orozco, reveló que otro de los agravantes y que despertó las sospechas dentro de la Alcaldía fue que se realizó un concurso de méritos para suplir algunos cargos de la Administración municipal, dentro de este, los funcionarios encargados de los procedimientos de liquidación y reconocimiento del pago de las cesantías fueron relevados.

Sin embargo, estas personas se negaban a entregar sus puestos a los ganadores del concurso, lo que resultó sospechoso. Luego de esto, “se ordenó revisar uno a uno los valores consignados a cada uno de los trabajadores, encontrándose que a favor del Fondo Nacional del Ahorro, se debía consignar un valor aproximado a los 500 millones de pesos; sin embargo, cuando se revisaba el archivo plano, es decir, los datos que se cargan previamente a la página de dicho fondo administrador, existía una diferencia de 300 millones de pesos”.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR