La selección Colombia lleva 489 minutos sin marcar un gol

Además, con el empate ante Paraguay, el onceno cafetero iguala su peor racha histórica en eliminatorias: cinco partidos seguidos sin marcar

El colombiano James Rodríguez gesiicula después de sufrir un golpe en el partido de Colombia contra Paraguay por la eliminatoria sudamericana clasificatoria al Mundial de Qatar 2002, en el estadio Metropolitano de Barranquilla, Colombia, 16 de noviembre, 2021. REUTERS/Luisa González
El colombiano James Rodríguez gesiicula después de sufrir un golpe en el partido de Colombia contra Paraguay por la eliminatoria sudamericana clasificatoria al Mundial de Qatar 2002, en el estadio Metropolitano de Barranquilla, Colombia, 16 de noviembre, 2021. REUTERS/Luisa González

Este 16 de noviembre, la selección Colombia de fútbol empató sin goles ante el onceno paraguayo en el Metropolitano de Barranquilla. A pesar de dominar el encuentro y tener la pelota, los cafeteros fueron incapaces de anotar un tanto y complicaron su viaje a la cita mundialista en Catar 2022.

El equipo de Reinaldo Rueda suma en total, con tiempo de adición, un total de 489 minutos sin anotar un gol en el arco contrario. Una cifra relevante para un equipo considerado uno de los mejores de Latinoamérica luego de sus dos últimas presentaciones en los mundiales.

El último partido en el que Colombia anotó goles fue contra Chile en el Estadio Metropolitano Roberto Meléndez, con tantos de Miguel Borja y Luis Díaz. De ahí en adelante fue una seguidilla de empates sin goles y una derrota, primero contra Uruguay, luego Brasil, otro empate contra Ecuador, una derrota frente a Brasil y este último contra Paraguay.

De acuerdo con el estadígrafo Alexis Martín-Tamayo Blázquez, conocido en redes como Misterchip, Colombia “iguala el récord de empates a cero consecutivos como local (3) en toda la historia de las Eliminatorias para la Copa del Mundo (séptima selección que sufre una racha así). A cuatro seguidos no llegó nadie”.

Además, confirma el bajo nivel de los cafeteros pues, según sus datos, “Colombia iguala su peor racha histórica en Eliminatorias: 5 partidos seguidos sin marcar (como en 2008, camino de Sudáfrica). Sólo hay UNA serie peor en Sudamérica (Venezuela enlazó 7 partidos seguidos sin anotar entre julio de 1997 y junio de 2000)”.

Por ahora, Colombia espera ganar el próximo partido contra Perú que se disputará en 2022 y servirá para definir sí o sí la clasificación del onceno cafetero al Mundial de Catar.

A Rueda no se le puede reprochar que no arriesgó. Sacó del armario a todas las fichas de ataque a su disposición, tanto que así que en el último cuarto de hora apostó con centrodelanteros, extremos y volantes ofensivos.

Nadie pudo, pese a que Paraguay acabó con 10 hombres por la expulsión del volante Andrés Cubas a cinco minutos del final por doble amonestación. Tampoco la vuelta de James Rodríguez, de titular por primera vez con Rueda, acabó con la anemia.

En el cierre del partido, Colombia atacó con más ímpetu que claridad al desplegar a Díaz, Juan Guillermo Cuadrado, Duván Zapata, Rafael Santos Borré, Diego Valoyes y Cristian Arango en su entramado ofensivo. Tampoco Luis Muriel y Miguel Borja supieron hacer algo al salir como titulares.

“Tenemos una gran selección. Todavía quedan partidos importantes”, dijo Cuadrado. “Tenemos que mantener la fe intacta”, sostuvo el jugador tras acabar el encuentro.

Por el lado de Paraguay, el equipo propuso poco o nada, pero estuvo más cerca del gol al final de la primera parte cuando el volante Miguel Almirón estrelló el balón contra el poste.

“Quizás nos faltó profundidad en el segundo tiempo, pero cuando la tuvimos en el primero el palo nos impidió el gol (...) El equipo estuvo firme, muy bien parado. No nos generaron situaciones a través del juego, solo unos disparos fuera del área”, dijo Guillermo Barros Schelotto, el técnico argentino que cumplió su segundo partido al mando de Paraguay.

El empate dejó a la Albirroja en la penúltima plaza de las eliminatorias con 13 puntos, seis por encima de Venezuela.

“Nos quedan cuatro partidos y mientras haya chances, Paraguay tiene que luchar y pelear”, dijo Barros Schelotto. El partido se disputó ante más de 47.000 aficionados.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR