Capturaron a un hombre por realizar ritos satánicos con animales en el norte de Bogotá

Cuatro hombres fueron imputados por la Fiscalía en la última semana por haber agredido de manera violenta a animales en diferentes departamentos del país

Maltrato animal
Maltrato animal

Hace casi un año, en diciembre de 2020, los habitantes de un conjunto residencial del barrio Santa Cecilia Baja en la localidad de Usaquén denunciaron a las autoridades un caso de maltrato animal. En el depósito de basuras, los vecinos hallaron cuerpos de animales degollados, decapitados, sin órganos y muertos a cusa de otros vejámenes violentos. Este es uno de los cuatro casos conocidos recientemente.

La Fiscalía y el Grupo Especial para la Lucha contra el Maltrato Animal (Gelma) inició la investigación e identificaron a un sujeto de nombre Guillermo José Vega, quien habría sido el autor de la masacre de animales que causó terror en ese sector del norte de la ciudad.

El ente investigador imputó el delito de maltrato animal por ser el presunto responsable de ocasionar la muerte a un cabro, un pollo de plumaje blanco, dos gallinas y una paloma; cuerpos que fueron encontrados por los vecinos. Aunque al momento de conocerse el caso, indicaban que posiblemente hasta 30 animales fueron víctimas.

De acuerdo con la investigación, al parecer, esta persona utilizó estas especies para realizar ritos de santería en un apartamento. Lo que temían los vecinos desde el momento en que encontraron la macabra escena en el depósito del edificio, porque también se hallaron velas y otros objetos extraños.

En su momento, cámaras de seguridad del edificio mostraron a una mujer que trasladaba los animales en cajas y los ingresaba al apartamento. Así mismo, se veía luego al hombre sacar a las criaturas ya muertas para deshacerse de los cadáveres.

Las condenas por maltrato animal en el país contemplan penas entre 12 y 36 meses de prisión, además de una multa de entre cinco y 60 salarios mínimos mensuales legales vigentes, de acuerdo con articulo 5 de la Ley 1774 de 2016, en la que, entre otras, se establece que los animales son seres sintientes.

La crueldad en contra de los animales no se detiene allí y la Fiscalía logró la judicialización de otro sujeto que atacó sin explicación a un perro, en la noche del pasado 4 de noviembre, en el barrio 20 de Julio del municipio de Puerto Asís, en el municipio de Putumayo.

Se trata de un criminal identificado como Víctor Hugo Ruiz, quien fue capturado en flagrancia por la Policía Nacional poco después de haber agredido al animal, gracias a que la comunidad logró detenerlo y por poco lo linchan en represalia.

Maltrato animal
Maltrato animal

De acuerdo con Conexión Putumayo, el canino había llegado pocas semanas antes al barrio y los vecinos lo acogieron, le daban comida y estaban pendientes de su cuidado. Sin embargo, en la noche de ese martes, Ruiz, de 28 años de edad, lo atacó con un machete produciéndole múltiples heridas.

La comunidad lo detuvo y alertó a las autoridades, mientras llevaban al perro a un hospital. La Policía necesitó más unidades para evitar un linchamiento de la comunidad y condujeron al agresor ante las autoridades.

El perro logró salvarse, pero perdió una de sus extremidades a causa de la agresión que sufrió. Ruiz fue imputado, según la Fiscalía, por el delito de maltrato animal agravado. Se puso a disposición de un juez de control de garantías que determinó imponerle una medida de internamiento en centro psiquiátrico.

Otros dos hombres más, autores de casos de maltrato animal, fueron imputados recientemente por fiscales del grupo Gelma. La Fiscalía informó que el sujeto Alfonso López Sáenz fue acusado de maltrato animal agravado, por agredir a unos cachorros.

Los hechos ocurrieron el pasado 8 de octubre, cuando el agresor intentó agredir a una perra supuestamente porque el animal trató de agredir a su hija, menor de edad. Al no poder maltratar a la canina, el violento sujeto la emprendió en contra de los cachorros y los atacó violentamente con un palo hasta causarles la muerte.

Otro escabroso caso ocurrió el 1 noviembre de 2020, en el municipio de Bojacá, en el departamento de Cundinamarca. Jorge Andrés Zambrano fue imputado por la Fiscalía por el delito de maltrato animal, luego de haber agredido a un perro con arma blanca, tras perder una riña con el dueño del canino.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR