Rafael Dudamel, técnico del Deportivo Cali, tendrá que pagar una sanción en la Copa Colombia del 2022

La semifinal de la Copa BetPlay entre Nacional y Cali ha originado una serie de polémicas por el supuesto penal no pitado a favor del cuadro azucarero

En la imagen, el entrenador de Universidad de Chile, Rafael Dudamel. EFE/Antonio Lacerda/Archivo
En la imagen, el entrenador de Universidad de Chile, Rafael Dudamel. EFE/Antonio Lacerda/Archivo

El pasado jueves, 21 de octubre, Atlético Nacional clasificó a la Copa BetPlay tras vencer por la mínima diferencia al Deportivo Cali. Este encuentro se llevó a cabo en las instalaciones del estadio Atanasio Girardot.

El protagonismo de este partido se lo llevó el supuesto penal no sancionado por el árbitro Carlos Ortega, por una mano en el área del defensor Emanuel Olivera, que tocó el balón con su brazo derecho.

Luego de finalizar el encuentro, Rafael Dudamel, director técnico del cuadro azucarero, no tuvo problema en mostrar la inconformidad que sintió frente al trabajo del juez central y en medio de la rueda de prensa mostró que la jugada de Olivera era pena máxima. Además, cuestionó la labor de la Dimayor, la Comisión Arbitral y la prensa tras la eliminación en la Copa Colombia.

“Tengo que quedar insatisfecho porque el señor (Carlos) Ortega me dijo a mí que la pelota daba en la parte abdominal. ¿Qué no aumenta el volumen de juego la pelota? El brazo no está paralelo a la cadera. Así aumenta el volumen de juego. Claro, cuando te toca dar tu opinión, pero el cheque sale de los mismos beneficiados, entonces queda a interpretación”, dijo Dudamel.

“Cuando el cheque sale de la misma empresa del equipo que está siendo beneficiado, tienes que decir en tu comentario que queda a interpretación la jugada. No, las manos no se interpretan. Aumenta o no el volumen de juego. De ahí en adelante cualquier análisis es subjetivo. Me voy con amargura, bronca, pero con el orgullo de que los jugadores dieron todo su esfuerzo. Competimos, pero no pudimos contra el arbitraje”, agregó.

Tras quejarse del arbitraje de Carlos Ortega, de la Comisión Arbitral y del periodismo, la entidad que rige el fútbol colombiano lo castigó por sus declaraciones. Es decir, que la Comisión Disciplinaria del campeonato consideró que sus declaraciones atentaron contra el buen nombre de la Dimayor, de la Comisión Arbitral y del juez que dirigió ese partido. Por esa razón, se le impuso una pena de cuatro fechas de suspensión y multa de 3.406.973 pesos.

Esta sanción deberá ser pagada en el mismo torneo en el que se produjo, es decir, la Copa Colombia pero ya del próximo año, por lo cual Dudamel seguirá habilitado para dirigir en la Liga BetPlay y podrá estar en el banco el próximo lunes, cuando Cali visite al ya descendido Atlético Huila en Neiva por la fecha 16 del torneo local.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR