Registrador Vega quiere impedir la renovación política, denuncia Catherine Juvinao

El registrador Nacional, Alexander Vega, lanzó en las últimas horas un fuerte pronunciamiento en contra de quienes cuestionan las garantías electorales para el próximo año: “el que no sienta garantías, no debería presentarse”

Bogotá. 28 de Julio del 2021. Registrador Nacional del Estado Civil, Alexander Vega Rocha. (Colprensa-Sergio Acero)
Bogotá. 28 de Julio del 2021. Registrador Nacional del Estado Civil, Alexander Vega Rocha. (Colprensa-Sergio Acero)

El registrador Nacional, Alexander Vega, está en el centro de fuertes críticas por unas declaraciones que entregó sobre las garantías electorales para el próximo año. El funcionario no solo defendió la gestión de la entidad que preside, sino que sacó a relucir que entidades internacionales como la Unión Europea serán garantes de los comicios que definan el próximo Congreso y jefe de Estado.

“Voy a empezar con un discurso claro como registrador. Sobre ese manto de dudas del fraude electoral, el que no sienta garantías, o cree que le van a hacer fraude, no debería presentarse. Las garantías están dadas”, expresó Vega.

Ante este pronunciamiento, la activista política Catherine Juvinao denunció que desde hace dos años ha venido alertando, junto a veedurías ciudadanas, lo que pretende hacer el registrador Vega, que es no dejar que Colombia tenga una renovación política en las elecciones legislativas de 2022.

“Al registrador Alexander Vega le acomodaron el concurso para ganar el cargo; entregó las registradurías regionales a los clanes; no ofrece transparencia para auditorías. Si el bloque alternativo no concerta una estrategia de testigos electorales se puede venir algo muy grave en 2022″, señaló la activista.

Así mismo, recordó que Vega llegó al cargo en medio de un proceso lleno de coincidencias que le permitieron encajar en el puesto de registrador.

“Él llegó a ser registrador por un concurso a la medida de Alexander Vega. Él no cumplía los requisitos ni de experiencia profesional ni de formación académica, pero las presidentas del Consejo de Estado y la Corte Constitucional de ese momento, casualmente cambiaron el concurso justo cuando Vega se iba a postular”, sostuvo Juvinao.

Según la activista, en este concurso además se implementó un nuevo examen de conocimiento en el que Vega, sin tener ningún mérito en su hoja de vida, sacó un puntaje casi perfecto.

“Tan raro y tan anómalo fue este proceso que inclusive la entrevista que tenía que ser pública se la hicieron a puerta cerrada”, recordó.

También recordó que una vez en el cargo como registrador, lo primero que hizo Vega fue sacar a cientos de funcionarios y “empezó a meter a las cuotas de los clanes políticos más corruptos de este país”.

Denuncia Juvinao que la estrategia es amarrar las elecciones desde las registradurías delegadas. “Los delegados en el Atlántico le entregó la cuota al clan Char; los delegados en el Magdalena le entregó al senador Eduardo Pulgar; en Santander le entregó la cuota al Clan Aguilar; en el Cesar le entregó la cuota al clan Gnecco; y así de manera que si amarran las elecciones desde ahí créanme que ningún software se va a poder pillar nada”, sostuvo.

Juvinao igualmente puso en duda que para las elecciones del próximo año sí les hayan entregado las personerías jurídicas a movimientos políticos que anteriormente no habían logrado tener.

“Esto no es casual, el registrador está detrás de ese lobby para que salgan esas personerías. Él lo ha dicho en reuniones públicas, que la mejor forma de impedir que el bloque alternativo llegue al poder es dividirlo, y que una forma de dividirlo es entregarle personerías jurídicas a todos pa’ que se agarren de las mechas y que no haya unidad”, señaló la activista.

Sobre lo que dijo el registrador del censo poblacional y de que las cifras no coinciden entre la Registraduría y el Dane, con casi 5 millones de personas, Juvinao dijo que eso era un debate irracional, ya que esa diferencia siempre ha existido entre ambas entidades e incluso, que tienen un convenio interno para depurar esas cifras.

“Parece que el registrador se quisiera inventar ese debate para sembrar la duda sobre unos posibles cinco millones de colombianos adicionales que podrían ser cinco millones de votos adicionales que luego en las elecciones no sabemos donde van a aparecer ni a qué candidato”, puntualizó.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR