Los falsos positivos sí existen, no son un invento: presidenta del CIDH

En un foro de precandidatos a la Presidencia del Centro Democrático, la senadora María Fernanda Cabal aseguró que los falsos positivos son un invento de la izquierda

Antonia Urrejola, presidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)
Antonia Urrejola, presidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)

Antonia Urrejola, presidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en medio de las charlas “Conversemos sobre Justicia Transicional” que adelanta la JEP, hizo referencia al tema denominado como los falsos positivos, que se refiere a las ejecuciones extrajudiciales que se cometieron dentro del conflicto armado colombiano. Fue el pasado fin de semana cuando, en el foro de precandidatos a la presidencia del país, por parte del Centro Democrático, María Fernanda Cabal pusiera en duda la realidad de una de las polémicas más grandes que ha vivido el país.

“El trato que se les da a las fuerzas militares del país es indignante, parece que fueran ciudadanos de tercera categoría, cuando es gracias a la sangre de soldados y policías que este país es libre. En el gobierno del expresidente Álvaro Uribe le devolvió a la fuerza pública su honor (...) Eso enferma la izquierda porque necesitan crear una narrativa que destruya el honor de la fuerza pública, por eso se inventan 6.402 falsos positivos. pero el presidente de la JEP no pública la lista para demostrarle que es falso. ¡Publique la lista, no deshonre más a los hombres que perdieron sus ojos sus piernas y su vida por este país!”, aseguró Cabal en el encuentro que mantuvo con sus colegas Paloma Valencia; Rafael Nieto; Óscar Iván Zuluaga y Alirio Barrera.

En su intervención, que duró poco más de una hora, y que quedó registrada en el canal de YouTube de la JEP, Urrejola Noguera aseguró que hay evidencias y pruebas de casos que demuestran que, en efecto, hubo personas que fueron asesinadas, por parte del Ejército Nacional Colombiano, para luego presentarlas como combatientes dados de baja en combate.

“La Comisión tiene varios casos sobre ese tema y además hemos llegado hasta la Corte por lo tanto nosotros entendemos que los falsos positivos existen, y existen casos que han llegado hasta el Sistema Interamericano, y hay informes de fondo de la Comisión que han llegado hasta la Corte Interamericana”, detalló la experta que, a su vez, no dudó en manifestar la preocupación que existe sobre la violencia en Colombia en contra de los líderes sociales y los excombatientes de las desaparecidas FARC, firmantes de la paz. Recalcó que es angustiante la forma en la que grupos armados mantienen disputas entre ellos para conseguir el poder sobre los territorios, y lo mucho que este tipo de acciones afectan a la comunidad.

La presidenta del CIDH celebró el fallo de la Corte Constitucional que dejó abierta la posibilidad de que se mantenga activo el funcionamiento de la Comisión de la Verdad. “Desde mi perspectiva, ha tenido ya un enorme impacto, no solo para el esclarecimiento de la verdad, sino también para la memoria y la dignificación de las víctimas”, especificó.

Las declaraciones de María Fernanda Cabal no han sido las únicas que han generado indignación entre la ciudadanía, pues, fue el retirado coronel Publio Hernán Mejía quien aseguró que la guerra es de humanos, y los humanos ‘cometen errores’. El hombre ha negado hasta el final su participación en hechos relacionados a los falsos positivos, aún y cuando desde la justicia colombiana se le ha señalado por tener vínculos con el paramilitarismo.

En diálogo con W Radio, el uniformado retirado de las fuerzas detalló, “jamás aceptaré responsabilidad por lo que no hice (...) en mi gestión como comandante del Batallón, jamás se cometió falsos positivos. La guerra es de humanos y los humanos cometen errores (...) aquí no hubo una política sistemática”.

Según reveló el periódico El Espectador, el batallón La Popa, del que estaba al frente el coronel retirado, se cometieron más de 126 homicidios y 120 desapariciones entre los años 2002 y 2005. Mejía fue condenado en 2013 a 19 años de cárcel por colaboración con paramilitares particularmente, por su lazo con Rodrigo Tovar Pupo, alias ‘Jorge 40′. Según un perfil del coronel (r) Mejía, hecho por la Revista Semana, en 2013, entre 2002 y 2004, el batallón de La Popa se convirtió en uno de los que más bajas, en combate, producía.


Seguir leyendo:



TE PUEDE INTERESAR