La respuesta de Ingrid Betancourt a ex integrante de las Farc y hoy senadora: “No han entendido lo que hicieron con nosotros”

La excomandante de la antigua guerrilla y hoy congresista por el Partido Comunes Sandra Ramírez aseguró que los secuestrados “tenían sus comodidades (...), su camita, su cambuche, todo”.

Excandidata presidencial y exsecuestrada Ingrid Betancourt y senadora y excombatiente Sandra Ramírez. Fotos: Colprensa.
Excandidata presidencial y exsecuestrada Ingrid Betancourt y senadora y excombatiente Sandra Ramírez. Fotos: Colprensa.

Luego de la controversia que generó la senadora del partido Comunes Sandra Ramírez al justificar las paupérrimas condiciones en que las FARC tuvo secuestradas a sus víctimas, comparar las cárceles colombianas con los campamentos en las selvas y elogiar al ‘Mono Jojoy’, la excandidata presidencial Ingrid Betancourt, quien vivió en carne propia el secuestro, le respondió con un impetuoso reclamo.

Betancourt, quien estuvo en cautiverio por la antigua guerrilla durante seis años y fue liberada, junto a otros 14 secuestrados, en la Operación Jaque’ en 2008, se refirió al tema en medio de un conversatorio que se celebró este lunes 27 de septiembre en la Universidad Externado de Bogotá y desvirtuó que los rehenes tuvieran algún tipo de comodidades como las que expresó la hoy congresista de esa colectividad.

“Nunca tuvimos camas, como para la anécdota, pero más allá de eso, querer reducir los años de tortura a un espacio civilizado, donde nos hubieran dado un techo, una cama y de comer, es no haber entendido lo que hicieron con nosotros”, expresó.

Recordemos que la contestación de la exsecuestrada se da por lo dicho por Sandra Ramírez, quien en diálogo con la emisora BluRadio había manifestado que “dentro de esas cárceles tenían sus comodidades, pero hay que ver las cárceles del régimen cómo son, tenemos cárceles para 80.000 personas y tenemos hoy 123.000 personas. Ellos tenían sus comodidades a medida de las condiciones, su camita, su cambuche, todo”.

Comentarios por los que horas más tarde, y tras desatar el rechazo generalizado de víctimas, políticos y todo un sinfín de personalidades en Colombia, tuvo que retractarse, pedir disculpas y reconocer que su mensaje pudo resultar doloroso para las víctimas de secuestro, y ofensivo para otros grupos de la sociedad colombiana.

“Quiero pedir excusas de corazón a las víctimas, por mis desafortunadas declaraciones. No fue mi intención. También quiero pedir excusas a las personas que se sintieron ofendidas y reiterar nuevamente mi compromiso con la paz, con las víctimas, con la reconciliación de la familia colombiana y trabajar incansablemente porque estos hechos dolorosísimos de la guerra nunca, pero nunca más, vuelvan a ocurrir en nuestro país”, expresó Ramírez en un video publicado en su Twitter.

Sin embargo, los comentarios sobre el secuestro no fueron los únicos que causaron indignación. Ramírez también expresó su admiración por Víctor Julio Suárez Roja, también conocido como el Mono Jojoy, quien era considerado por las autoridades nacionales e internacionales como uno de los líderes más sanguinarios de las Farc.

BETANCOURT CUESTIONA A ANDRÉS PASTRANA

Por otro lado, la respuesta a la congresista exFarc no fue el único pronunciamiento que Ingrid expuso durante su diatriba en la academia; en esta también se refirió al expresidente colombiano Andrés Pastrana, a quien criticó por no adelantar labores que le permitieran salir de su secuestro, contrario a lo que sí habría hecho con otras víctimas que también estaban en cautiverio y que eran cercanas a él.

“Todo esto pasó porque yo era incómoda para esa clase política, que si a mí me dejaron, prácticamente, siete años cuando a muchos otros los sacaban al mes, Andrés -Pastrana- sacó gente muy cercana a él de las manos de la guerrilla en dos meses”, reclamó Betancourt, mientras que dijo las razones por las que el exjefe de Estado, recientemente vinculado con el narcotráfico, habría omitido las labores para su liberación.

“A mí me dejaron allá porque yo era incómoda y yo me volví esa especie, como de sujeto incómodo, para los que estaban acá afuera y muy preciado para las Farc, porque les permitía tener presencia internacional”, agregó Ingrid.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR