Vándalos tendrán que responder por daños a estatuas y monumentos en medio del paro

Los implicados podrían tener desde multas económicas entre los 200 y 500 salarios mínimos o hasta pagar una pena entre 16 a 90 meses

Una bandera de Colombia rasgada ondea en lo alto del edificio del Congreso en la Plaza de Bolívar, durante una nueva jornada de manifestaciones que contó con menos asistencia de ciudadanos hoy, en Bogotá (Colombia). EFE/ Mauricio Dueñas Castañeda
Una bandera de Colombia rasgada ondea en lo alto del edificio del Congreso en la Plaza de Bolívar, durante una nueva jornada de manifestaciones que contó con menos asistencia de ciudadanos hoy, en Bogotá (Colombia). EFE/ Mauricio Dueñas Castañeda

Uno de los hechos que más generó polémica durante las protestas del paro nacional fue el derribo de varios monumentos y estatuas que representan personajes históricos. En cuanto a los responsables de estos hechos vandálicos, este lunes 20 de septiembre se conoció que a lo largo de la semana se hará entrega a los mandatarios locales de un documento de la Agencia Jurídica del Estado, para que se empiece a buscar a los implicados e individualizar los casos.

En el documento, se señala que quienes atenten contra los bienes culturales del Estado tendrán que ser judicializados y responder por sus actos. Los implicados podrían tener desde multas económicas entre los 200 y 500 salarios mínimos o hasta pagar una pena entre 16 a 90 meses.

“El derecho a la protesta, por ejemplo, no da derecho a dañar el patrimonio cultural, por el contrario, este es un bien que está por encima incluso del derecho a la protesta porque es la historia, la cultura y la tradición”, manifestó Camilo Gómez, director de la Agencia Jurídica del Estado, en diálogo con Blu Radio.

Ante el anuncio, varios personajes políticos reaccionaron y rechazaron el decreto. Entre ellos, la senadora de Colombia Humana, María José Pizarro, quien señaló que se debería poner atención a otros hechos que afectan más al Estado.

“Esperamos la Agencia Jurídica del Estado se preocupe también por los vándalos que se robaron 70 mil millones de pesos de Min. TIC y por aquellos que se robaron el dinero de la construcción de la Ruta del Sol”, sostuvo la congresista.

Cabe recordar que el laboratorio de Innovación para la Gestión Pública (LABcapital) de la Veeduría Distrital y el Instituto Distrital de Patrimonio Cultural (IDPC) llevaron a cabo dos mediciones ciudadanas sobre la resignificación de las estatuas y monumentos en Bogotá.

Aunque el estudio reveló que el 83 % de los ciudadanos considera que las estatuas y monumentos de la capital son importantes, un 49 % de los bogotanos manifestó que siente indiferencia y disgusto por las piezas, mientras que otro 9,5 % aseguró que no les ve importancia.

“Gran parte de los ciudadanos y ciudadanas tiene sentimientos de indiferencia, disgusto, incomprensión y rabia con respecto a las estatuas y monumentos de Bogotá y cerca de la mitad (48,8%) considera que debe repensarse cómo se ha representado el pasado y conmemorar a las personas representativas de la historia actual de Colombia”, señaló la Veeduría Distrtital.

Por ejemplo, según el estudio, en el caso de la estatua de Gonzalo Jiménez Quesada, en la Plazoleta del Rosario, la cual fue tumbada por indígenas Misak el pasado mes de mayo, las opiniones se dividen entre quienes consideran que los daños y alteraciones que recibió la pieza fueron necesarios para generar un debate entorno a la permanencia de la misma, y entre quienes señalan que fue un acto vandálico y de violencia.

“Los sentimientos que genera la estatua van desde la indiferencia y el odio hasta la tristeza por la violencia que trajo consigo toda la situación y que finalmente afecta a las personas que viven y trabajan en el sector”, indicó la misma entidad.

SEGUIR LEYENDO:

MÁS LEIDAS AMÉRICA

TE PUEDE INTERESAR