Gustavo Petro dice que si no gana las presidenciales del 2022 cierra su proyecto político: “No me puedo volver un eterno candidato”

Además, insistió a que sus únicos contrincantes siguen siendo Sergio Fajardo y Álvaro Uribe Vélez

Bogotá. Junio del 01 del 2018. Gustavo Petro (Colprensa - Diego Pineda)
Bogotá. Junio del 01 del 2018. Gustavo Petro (Colprensa - Diego Pineda)

El senador de la Colombia Humana, Gustavo Petro, que se ha posicionado como uno de los candidatos favoritos en el país para las elecciones presidenciales 2022, y quien ha sido muy polémico en los últimos meses tras dejar ver, grosso modo, muchas de sus debatidas posturas, habló de varios de sus ideales en un entrevista con el periódico El País. Entre las declaraciones más llamativas, contó qué pasaría si no llegara a ganar las elecciones presidenciales del 2021.

“Si no logra ganar, entonces se cierra mi proyecto político, no me puedo volver un eterno candidato”, puntualizó el senador que ha insistido en múltiples ocasiones que Colombia necesita un cambio y él es la mejor opción, pues considera que “Mi programa de gobierno es la Constitución y mis reformas no serían catalogadas de izquierda en Europa. Las necesidades de la sociedad colombiana no son las de construir el socialismo, sino construir democracia y paz, punto”.

Pese a que Petro se popularizó como uno de los candidatos de izquierda más fuerte del país y durante mucho tiempo se autodenominó de esta forma, actualmente insiste en que ya no se puede clasificar así, además, esto quedó aún más claro con las alianzas que ha dejado ver con lideres de derecha y que han creado grandes controversias en el país.

“Es que yo ya no divido la política entre izquierdas y derechas, como se hacía en el siglo XX. En ese momento yo fui un joven de izquierda (…) La política en el siglo XXI está atravesada por otra inquietud diferente (…) Hay dos grandes campos que son la política de la vida y la de la muerte”, afirmó Petro, quien dijo que él se definía “como un demócrata radical y por tanto es parte de la política de la vida”.

El candidato de la Colombia Humana, reafirmó que desde su perspectiva el país, no goza de un sistema democrático, debido a las relaciones que se han desarrollado en las regiones.

“En Colombia tenemos un Estado que no se puede llamar democrático, a pesar de que haya elecciones, porque el método electoral está cooptado por una serie de totalitarismos de facto regionales donde las poblaciones viven bajo el terror y los candidatos los imponen quienes tienen las armas y el dinero. La mafia colombiana detenta poder político, se mueve dentro de las instituciones del Estado, puede hacer leyes de la República. La corrupción de las mafias tiene una base social, que es el eje central del apoyo popular al uribismo”, señaló.

En la entrevista dada a El País, aseguró que no le preocupa mucho la candidatura de Alejandro Gaviria, pues hasta el momento las encuestas muestran que la única competencia, pese a que han pasado tres años, sigue siendo el uribismo y Sergio Fajardo; al que le ha pedido en múltiples canciones una alianza para derrotar el statu quo.

“Alejandro es un neoliberal. Yo pedí al neoliberalismo colombiano superar ese tipo de pensamiento para construir una mayoría que cambiara la historia del país. La respuesta ha sido no, y creo que él quedará con ese no”, comentó y agregó que “Las encuestas muestran que no tiene fuerza social, pese a la enorme exposición mediática que le brindaron los grandes dueños de las corporaciones para tratar de presentarlo como mi contrincante. Yo insisto en que el liberalismo colombiano debe escoger entre más neoliberalismo, con lo cual van destruir el país, o garantizar los derechos fundamentales de la gente. La dirigencia liberal debió — todavía está a tiempo— retomar el camino de la revolución en marcha y hacer una alianza con el progresismo. Hoy en día, mis rivales siguen siendo Sergio Fajardo y Álvaro Uribe”.

Entre otros temas que tocó el precandidato del Pacto Histórico, fue el de la primera propuesta que pondría en funcionamiento si ganará la disputa política. Para Gustavo Petro es muy importante que el país salga rápidamente de la explotación petrolera.

“Recientemente saqué a debate una, que es cesar la exploración petrolera, no la explotación. El viejo país cafetero quedó atrás y lamentablemente pasamos al petróleo y el carbón. Y eso es insostenible, nos lleva a la extinción. Tenemos que salir de una economía extractivista y pasar a una productiva. La transición energética es una decisión que se puede tomar el primer día. Y las divisas se pueden reemplazar con el turismo, eso significa saltar de 5 millones a 15 millones de turistas. Con la belleza, cultura y biodiversidad de este país, no es nada exagerado, pero requiere una condición básica: la paz. El turismo no llega si nos estamos matando entre nosotros”, dijo.


SEGUIR LEYENDO



TE PUEDE INTERESAR