Cancillería busca abogados dispuestos a defender a los colombianos acusados del magnicidio del presidente de Haití

Marta Lucía Ramírez aseguró que tras poco más de un mes, todavía no hay ni juez ni defensor que se encarguen del caso. No descarta buscar ayuda de un tribunal internacional

Mercenarios colombianos en Haití. Foto: (Colprensa Externos)
Mercenarios colombianos en Haití. Foto: (Colprensa Externos)

La vicepresidenta y canciller de Colombia, Marta Lucía Ramírez, expresó en la noche de este jueves 19 de agosto su preocupación por el estancamiento del proceso legal en contra de los exmilitares colombianos involucrados en el asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moïse. Según informó, tras poco más de un mes desde la captura, todavía no se ha asignado ni juez, ni abogado para el caso.

“Nos preocupa, sin embargo, que es un proceso que en este momento no se ha iniciado, todavía no hay juez que tenga esa investigación, no hay una defensa jurídica. Por esa razón he insistido mucho tanto el embajador haitiano en Colombia como ante las autoridades, en que necesitamos cuanto antes contar con un abogado”, dijo la funcionaria, luego de confirmar el retorno del viceministro de Relaciones Exteriores, Francisco Echeverri, quien se encontraba en la isla verificando la situación de los colombianos.

En su anuncio, Ramírez reportó que los funcionarios de Gobierno encontraron a los capturados en buen estado de salud. De igual forma, señaló que se encuentran desde hace dos semanas en una cárcel haitiana, separados del resto de reclusos por motivos de seguridad.

Paralelamente dijo que, por medio de Echeverri, fue posible entregarles a los mercenarios algunos elementos de aseo que les hacían falta, así como libros y biblias, pues al parecer, estos quieren invertir su tiempo en estudiar. No obstante, la vicepresidenta insistió en que, aparte de esas necesidades, es imperativo garantizarles su derecho a una defensa acorde a las proporciones de la participación de cada uno en el magnicidio.

“Es muy difícil porque este es un crimen que todos rechazamos y que no ha debido suceder, es lamentable que haya colombianos involucrados. Pero también hay que investigar cuál es el grado de responsabilidad de cada uno de ellos, si todos estaban enterados desde el comienzo, si se enteraron hasta el final. Un proceso jurídico debe tener todas las garantías del debido proceso, el derecho a la defensa”, agregó.

Por ese motivo, la Cancillería ya está trabajando para encontrar y contratar un abogado internacional, o incluso uno colombiano que conozca la legislación haitiana para que, con el apoyo de otro defensor haitiano que se muestre dispuesto a asumir la tarea, pueda defender a los señalados de asesinar al presidente Moïse.

Lo mismo aplica para el tribunal que llegue a encargarse del caso. “Las autoridades haitianas han demostrado mucha preocupación porque la debilidad institucional de Haití es muy grande. El propio embajador haitiano dice que hay un estado bicéfalo. Hay mucha incertidumbre, si hubiera algún organismo internacional que llevara ese proceso con toda la transparencia, la objetividad y las garantías del debido proceso, por supuesto que lo apoyaríamos”, concluyó la funcionaria.

No hay que olvidar que el panorama cambió drásticamente para los exmilitares colombianos, luego de que se conocieran una serie de audios en el que cuatro integrantes del grupo aceptan haber estado enterados del verdadero objetivo de la misión en todo momento.

Noticias Caracol reveló los audios de estas confesiones, en las que relatan cómo habría ocurrido el crimen y los posibles responsables detrás del asesinato.

Se trata de las voces del capitán (r) Germán Rivera García; el sargento (r) Jheyner Carmona Flórez; el sargento (r) Ángel Yarce Sierra; y del soldado (r) Naiser Franco Castañeda; quienes aseguran que Joseph Félix Badio, exfuncionario del Ministerio de Justicia de Haití dio la orden al excapitán Rivera de emprender ese operativo criminal que terminó con el asesinato del presidente.

“Dijo que había que matar a todos. Todos son los policías, la seguridad del presidente, todo el que se encuentre adentro de la casa, que había que matarlos”, señaló Rivera, quien al parecer era el líder del grupo de mercenarios bajo el alias de ‘Mike’.

Jheyner Carmona, en su testimonio, corroboró la orden que le entregó Rivera. “Mike sí dijo que tocaba entrar y matar a todo el mundo, tocaba matar a todos los policías, mejor dicho, que si había hasta mascota matar la mascota, que no podía haber ningún testigo, nos vendieron la idea de que esa era la orden de captura, que era una orden de captura, pero Mike nos dijo que tocaba pelar al presidente”, señaló el sargento retirado.

Ante ese nuevo desarrollo, el presidente de Colombia, Iván Duque, manifestó este jueves que, “si bien pudo haber una motivación para llevarlos a Haití, lo cierto es que en el momento de los hechos se tiene que surtir el debido proceso, se tienen que agotar las instancias de la justicia haitiana, pero definitivamente, había un conocimiento de cuál era el objetivo final”.

“Instamos al Gobierno haitiano y a las autoridades internacionales que están apoyando esta investigación, para que se sepa quiénes fueron los que ordenaron este crimen, cuáles fueron sus móviles y también que tengan que pagar una pena ante la justicia de su país”, concluyó el mandatario.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR