Es “muy errado” suspender la exploración petrolera en Colombia: Jorge Robledo sobre propuesta de Petro

Para el senador, que por estos días milita en la Coalición de la Esperanza, la idea golpearía fuertemente las finanzas nacionales y no haría mucho por el medio ambiente

Gustavo Petro y Jorge Enrique Robledo. / Fotos de Colprensa
Gustavo Petro y Jorge Enrique Robledo. / Fotos de Colprensa

Mientras Gustavo Petro se mostró conciliador y hasta de acuerdo con al menos una de las propuestas presentadas por Álvaro Uribe ante la Comisión de la Verdad, otros sectores continúan sin ofrecerle concesión alguna al jefe de la Colombia Humana. Es el caso del senador Jorge Enrique Robledo, de la Coalición de la Esperanza, que este martes 17 de agosto lanzó pullas en contra de una de las propuestas expuestas la semana pasada por el precandidato presidencial de la izquierda.

Todo comenzó cuando Petro señaló, durante una transmisión en vivo sobre Crisis Climática, que “si un gobierno del Pacto Histórico llega a ganar, debe decretar la suspensión de la exploración petrolera en Colombia. Fíjese lo que significa todo eso y el fracking, ni se diga”.

No se trata de una novedad para el candidato de la izquierda, que ya se ha pronunciado en contra de este tipo de explotación minero energética en repetidas ocasiones. De hecho, la semana pasada también había observado, por medio de un hilo en Twitter, que “¿Por qué si ya no hay bloqueos, se cae el peso colombiano? Con la caída del peso somos más pobres y se cae porque se sustenta en un modelo económico ficticio: el de la cocaína cuyas ganancias quedan en México y el del petróleo y el carbón que no demandan”.

No obstante, para el senador Robledo, que por estos días se perfila como precandidato presidencial por la Coalición de la Esperanza, la postura de su contrincante resulta incorrecta, y hasta peligrosa.

“Muy errado el anuncio de Gustavo Petro de que en su gobierno suspenderá la exploración petrolera en Colombia. Porque terminaríamos importando combustibles, golpearía la economía y el empleo y haría trizas las finanzas nacionales. Y en nada se reduciría el calentamiento global”, advirtió el exintegrante del Polo Democrático por medio de un mensaje publicado en la misma red social.

Posteriormente, el senador contestó a aquellos que lo criticaron por no pensar en la opción de la transición energética y asumir que sería un cese tajante de la explotación petrolera, señalando que, “no buscar petróleo en Colombia, como propone Gustavo Petro, NO reduce los gases de efecto invernadero que produce el país y sí lo empobrece. Hay que saber hacer la transición”.

Valga recordar que, de acuerdo con las cifras del Marco Fiscal de Mediano Plazo publicado por el Ministerio de Hacienda, la actividad petrolera le dejó a Colombia unas rentas de $3 billones en 2020, que se recibieron este año, con previsiones por $1 billón durante 2021, programados para arribar en 2022, dada la caída que ha experimentado el crudo desde finales del año pasado.

Eso, sin contar los dividendos que recibe la nación por su participación en Ecopetrol, donde posee el 88,5 por ciento de las acciones, y que para 2021, se estima que serán de $619.000 millones, lo cual, valga decir, está muy por debajo de los $6,5 billones facturados en 2020 e incluso de los $7,6 billones que espera la cartera económica para 2022. “Los dividendos de Ecopetrol promediarían 0,5 % del PIB entre 2023 y 2032”, estima el Ministerio de Hacienda.

Con todo, los reparos de Robledo se conocen el mismo día en que el propio Petro se mostró de acuerdo con la propuesta de Álvaro Uribe, su contraparte en el Centro Democrático, de crear una amnistía general en el marco de la búsqueda por la paz en el país.

“Estoy de acuerdo con una amnistía general en Colombia. El perdón social e histórico es un momento casi irrepetible, pero fundamental en la paz las sociedades. Pero antes de una amnistía debe haber devolución de todos los bienes a los despojados y verdad completa”, reconoció el jefe de Colombia Humana.

De acuerdo con el exsenador Uribe, esta solicitud permitiría dar solución a varios de los reparos que existen en torno al acuerdo firmado en La Habana, Cuba.

“Yo sí creo que hay que hacer una cosa, o darles el mismo beneficio o la misma pena. A mí me criticaban mucho, decían: ‘Es que ocho años de cárcel a los paramilitares es muy poquito’. Mis críticos tenían razón, pero lo que pasa es que, por el sesgo político, cuando se llegó a lo de la Farc, dijeron: “No hay cárcel”. Yo creo que eso es muy desbalanceado. Yo pensaría que este país necesita una amnistía general y necesita autoridad, una autoridad transparente”, señaló el expresidente.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR