Habla ‘El Capi’, el exmilitar acusado de los atentados en Cúcuta contra Duque y la Brigada 30: “tuve temor y miedo de detonar el carro”

El capitán en retiro admitió que pensó en echarse para atrás y no cometer el delito, pero supuestamente estaba amenazado

Capitán del Ejército involucrado en atentado contra el presidente Duque y carro bomba en la Brigada 30, buscará acuerdo con la Fiscalía. Foto: archivo particular.
Capitán del Ejército involucrado en atentado contra el presidente Duque y carro bomba en la Brigada 30, buscará acuerdo con la Fiscalía. Foto: archivo particular.

Más de dos meses después de que explotó el carro bomba en la Brigada 30 del Ejército en Cúcuta, la capital nortesantandereana, se siguen conociendo detalles de los atentados que conmocionaron a Colombia en este 2021 y que estarían relacionados con el que sufrió, en Sardinata, Iván Duque, el presidente del país, junto a algunos de sus ministros.

De acuerdo con las autoridades, el capitán retirado Andrés Fernando Medina, alias ‘El Capi’, fue el cerebro de la operación y en las últimas horas se revelaron las declaraciones del exmilitar cuando fue interrogado.

El Capi compareció ante los estrados de la Fiscalía General de la Nación y rindió declaratoria, donde se le preguntó los motivos que lo llevaron a planear dicho atentado. El interrogatorio fue publicado por la revista Semana este sábado, allí se asegura que Medina quiso arrepentirse pero por supuestas amenazas decidió continuar con el macabro plan.

“Estuve a punto de arrepentirme, pero mi familia estaba amenazada, no podía retroceder”, expresó el capitán retirado.

Según detalla la publicación, El Capi fue interpelado en la estación de Policía de Los Mártires en Bogotá y recibió cuestionamientos del fiscal encargado, quien lo amonestó por salir del Ejército y terminar delinquiendo en una de las disidencias de las FARC.

En su paso por las fuerzas militares, Medina se desempeñó como piloto de helicóptero en Teorama, también en Norte de Santander, donde cometió el crimen. Luego de un atentado del que fue víctima, se indemnizó y continuó con su vida.

Gracias al reconocimiento que ganó en la base militar donde ocurrió el suceso, pudo entrar a la Brigada 30 sin levantar sospechas y, tal y como se conoció hace unas semanas, el hombre grabó varios videos en los que narraba su plan terrorista.

Durante el interrogatorio al que se sometió el excapitán implicado se leyó el testimonio del papá de El Capi, a quien se identificó como Joaquín Medina Duarte, de 56 años, y quien habría sido convencido por su hijo para adquirir la camioneta con la que cometió el atentado: “Yo le dije que estaban buscando una camioneta Fortuner blanca, que si la podía conseguir para ganarnos una comisión”, menciona el documento que conoció la revista bogotana.

Sin embargo, no consiguieron la camioneta en tierras nortesantandereanas, por lo que un primo de El Capi vino a Bogotá y allí compró el automotor por 120 millones y, a inicios de junio, arribó nuevamente al departamento para entregar el encargo.

El hombre también contó que sus secuaces le dijeron que entrara sin problema a la Brigada porque “todo estaba arreglado, que entrara sin problema”. Esto confirmaría que otros miembros de las fuerzas armadas ayudaron a El Capi en su plan.

Finalmente, el 15 de junio llevó el carro hasta la base militar, aseguró que tuvo “temor y miedo de detonar el carro”, haciendo referencia a los explosivos que causaron el atentado, pero igual cometió el delito, después se montó a una moto que lo esperaba y se fue a conocer a Jhon Mechas, quien habría sido el que ordenó el ataque contra los militares estadounidenses que estaban en ese lugar.

Valga recordar que, de acuerdo con la Dirección de Investigación Criminal, Dijín, en el atentado resultaron 44 personas lesionadas. Además, argumenta la Policía, El Capi es el hombre de confianza de alias Jhon Mechas, jefe del frente 33 de las disidencias de las Farc y de alias Ciro, cabecilla logístico del mismo grupo.

La revista bogotana también detalla que el Buró Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos también interrogó a El Capi y le informó que, tanto él como los demás capturados por el hecho, podrían ser extraditados a EE.UU.

SEGUIR LEYENDO: