El diablo está en los detalles: expresidente de Nacional contó cómo fue la negociación del pase de Fernando Uribe con Cortuluá

El dirigente que negoció al jugador reveló cómo se realizó la operación con el club vallecaucano y por qué considera que no se le debe pagar un dólar en sus pretensiones económicas

Bogotá. Enero 21 de 2016. Este jueves se realizó la ceremonia de los premios de la Liga Águila 2015. En la foto: El presidente del Atlético Nacional Juan Carlos de la Cuesta.  (Colprensa - Mauricio Alvarado)
Bogotá. Enero 21 de 2016. Este jueves se realizó la ceremonia de los premios de la Liga Águila 2015. En la foto: El presidente del Atlético Nacional Juan Carlos de la Cuesta. (Colprensa - Mauricio Alvarado)

En la disputa que sostiene Atlético Nacional contra Cortuluá por el incumplimiento de un pago de cinco millones de dólares por los derechos del jugador Fernando Uribe, faltaba una versión: la del dirigente que negoció a Uribe en su momento, el empresario Juan Carlos de la Cuesta, quien fue presidente del club antioqueño.

De La Cuesta entregó detalles al programa radial el VBar de Caracol Radio a manera de defensa de su gestión con Atlético Nacional, en la que concluyó que a Cortuluá no se le debe pagar la millonaria cifra que ha exigido en tribunales.

A continuación, los detalles.

El costo: pensado para que Nacional tuviera un buen retorno de inversión... solo si se daba una venta

El dirigente aseguró que tasar a Uribe en 10 millones fue una decisión que buscó favorecer a Nacional solo si se daba una venta. En sus palabras: “Tomamos la decisión de que fueran 10 millones de dólares porque si fueran 5 millones y al tener que repartir el valor por mitades, se tenía que descontar el valor de la compra y a Nacional no le quedaban sino 500 mil dólares, por eso elevamos el precio, para que fuera equitativo para Nacional y para Cortuluá. Pero siempre basado en una venta“.

Pero de la Cuesta fue claro en una pretensión que ha sostenido el club desde el inicio de las disputas legales: el convenio era procedente si el jugador se vendía, lo que no implicaba dar un dinero a Cortuluá por otros conceptos.

Nunca dijimos que nosotros teníamos que retener al jugador, que si pasados tres años y el jugador no se vendía había que darle un dinero a Cortuluá, nada de eso. Después se terminó el contrato de Uribe, él se fue a México y todos perdimos ahí. Pero era un convenio sujeto a que el jugador se vendiera”.

La cláusula buscaba proteger al Atlético Nacional

Imagen de archivo: Fernando Uribe en 2013. cuando anotó en El Campín ante Santa Fe el segundo gol del Atlético Nacional (Colprensa - Mauricio Alvarado)
Imagen de archivo: Fernando Uribe en 2013. cuando anotó en El Campín ante Santa Fe el segundo gol del Atlético Nacional (Colprensa - Mauricio Alvarado)

Otro de los motivos que ha llamado la atención del público es el elevado costo de la cláusula que tiene el jugador, a lo que de la Cuesta aseguró que fue diseñada de esa forma para que Nacional no se viera afectado económicamente:

“La cláusula decía que el jugador debía venderse por una cifra no menor a 10 millones de dólares... dijimos en un párrafo que era para conservar el equilibrio económico de Atlético Nacional. Pero todo siempre sujeto a la venta del jugador“.

A pesar de que el jugador no costara los diez millones que pretendía el club al ponerlo en el mercado de pases, de la Cuesta reveló que Cortuluá estaba enterado, como institución, de dicha cláusula: “Por medio de su apoderado, manifestó que el valor de Uribe no estaba en esos montos pero pidió saber cuánto era esa opción de compra con Millonarios, sin descontar lo que habíamos pagado nosotros por el jugador. Pero al final Millonarios no hizo uso de esa opción y nosotros no prolongamos el contrato”.

Primero, el equipo

Imagen de referencia. Fernando Uribe celebra una de sus anotaciones contra Deportivo Pasto. Fecha 1, Liga BetPlay 2021-II. Foto: Colprensa.
Imagen de referencia. Fernando Uribe celebra una de sus anotaciones contra Deportivo Pasto. Fecha 1, Liga BetPlay 2021-II. Foto: Colprensa.

El expresidente de Nacional recalcó que su posición está al lado de la dirigencia y del equipo, pese a que siente que con la negociación de Uribe no se “siente cómodo”. Además, de la Cuesta subrayó que, desde su punto de vista, a Cortuluá no se le debería girar un dólar de las pretensiones que ha establecido el club en una batalla legal que aún no concluye.

Para mí Cortuluá no merece nada, Nacional tiene las pruebas suficientes, el TAS, que es el máximo órgano, sin hablar de las instancias de Dimayor y la Federación, lo decidió, pero no sé cuál es la mejor opción. La opción mía es no pagar nada, pero no sé qué conllevará”, concluyó en entrevista con el VBar de Caracol Radio.

Seguir leyendo: