Tras polémica por concejal que estaría vinculado a empresarios de TransMilenio, continúa la votación del plan de rescate social

La sesión se reagendo para este jueves 29 de julio; de no lograr la aprobación del proyecto, el sistema de transporte dejaría de funcionar en el mes de septiembre aseguró el Distrito.

Concejo de Bogotá. (Colprensa - Álvaro Tavera)
Concejo de Bogotá. (Colprensa - Álvaro Tavera)

Por tercera vez, la comisión de Hacienda del Concejo de Bogotá aplazó la votación del proyecto de rescate social y de Transmilenio este miércoles 28 de julio, este fue presentado por la alcaldía a causa del déficit que tiene la empresa de transporte y el dinero que se necesita para continuar con la repartición de rentas básicas para las personas necesitas ya afectadas por la pandemia.

La decisión se tomo porque en medio de la votación que busca destinar 1,1 billón de pesos para el sistema de transporte masivo, llegó una recusación que impidió que se concluyera el proceso.

La recusación fue contra la presidenta de la Comisión de Hacienda, Luz Marina Gordillo Salinas, pues la cabildante, estaría impedida para participar del debate debido a que estaría relacionada con empresas que tienen acuerdos comerciales con Transmilenio. Ante esto, se decidió suspender la sesión para resolver la recusación.

La representante del Partido Liberal “no declaró el impedimento que ostenta al tener familiares que laboran y hacen parte de una de las empresas encargadas de suministrar personal a Transmilenio como las empresas Servicios y Outsorsing S.A.S y Seleccionemos de Colombia S.A.S”, se lee en el correo electrónico que llegó al Consejo de Bogotá con la recusación.

Por lo que antes de aprobar el presupuesto se debe solucionar en plenaria y decidir si la cabildante presidenta de la comisión puede participar con voz y voto en el proyecto de “rescate social”, razón por la que se citó un debate para este jueves 29 de julio y decidir si finalmente la liberal puede participar.

Por su parte según comento RCN Radio, Gordillo Salinas negó las acusaciones y aseguró no tener ningún vínculo con empresas que trabajen para Transmilenio.

La preocupación con la suspensión del debate es que esta no sería la primera vez, pues en principio, el proyecto estaba listo para votarse el pasado domingo, pero la sesión se levantó por falta de quórum y porque el concejal Carlos Carrillo, representante del Polo Democrático interpuso un recurso para reabrir el debate.

Posteriormente se volvió a abrir la discusión para el martes 27 de julio en la que se registró la intervención de concejales y el gerente de TM, Felipe Ramírez, y el secretario de Hacienda, Juan Mauricio Ramírez, quienes resolvieron dudas y ese día no se dio la votación sino que se aplazó una vez más para el 28 de julio y posteriormente llegó la recusación contra la concejala liberal.

De acuerdo con El Espectador, las múltiples demoras en la discusión del proyecto se deben al malestar que ha generado la iniciativa y que esto se estaría usando como excusa para hundir el proyecto. Sin embargo, pase a las reservas que se tengan entorno al tema la alcaldesa, Claudia López, advirtió en días pasado, que sin la aprobación de estos recursos TransMilenio podría dejar de operar en septiembre. Esto, debido a como señaló El Tiempo, que la emergencia sanitaria hizo que la demanda del sistema de transporte público disminuyera hasta en un 85 por ciento, lo que generó un déficit financiero superior a los dos billones de pesos. Además, de las múltiples reparación que se necesita en las estaciones y los articulas a causa del vandalismo que han sufrido en los últimos meses.

Por otro lado, de la aprobación de este depende el plan de rescate social por 1,7 billones, de los cuales 700.000 millones se invertirían durante este segundo semestre del año en financiar renta básica para hogares vulnerables y reforzar programas de educación, empleo y apoyo a mujeres cuidadoras.


SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR