Científicos le ‘cantan la tabla’ a Duque por supuesta persecución al Acuerdo de Paz y su implementación

En una carta firmada por 12 científicos, entre ellos uno extranjero, se resalta que desde que llegó Duque al poder las comunidades y ecosistemas se han visto vulnerados y amenazados.

Foto del miércoles del presidente de Colombia, Ivan Duque, hablando durante una entrevista con Reuters en Cartagena. 
Ene 15, 2020. REUTERS/Javier Andres Rojas
Foto del miércoles del presidente de Colombia, Ivan Duque, hablando durante una entrevista con Reuters en Cartagena. Ene 15, 2020. REUTERS/Javier Andres Rojas

Entre lo acordado en La Habana y lo firmado en 2016 entre las entonces Farc-EP y el Gobierno nacional, estaba la posibilidad de que con el desarme y paso a la vida civil de los guerrilleros, muchas zonas ocupadas pasaran a ser, de nuevo, de libre acceso y que se pudieran trabajar y resguardar sus ecosistemas, sin embargo, al parecer esto no se ha cumplido.

Esta semana 12 científicos colombianos publicaron una carta titulada ‘Socavando la paz y el medio ambiente de Colombia’ en la conocida revista Science, en la que evidencian los efectos ambientales de no implementar el Acuerdo de Paz en Colombia, lo que está poniendo en riesgo estos espacios dejados por la guerrilla. “Desafortunadamente, con la elección de Iván Duque en 2018, las comunidades locales críticas para el cuidado del medio ambiente han sido puestas en peligro una vez más”, señalan.

En la publicación describen las acciones que ha emprendido el presidente contra el Acuerdo de Paz, recordando su negativa de apoyar la Jurisdicción Especial para la Paz y el haber hecho campaña en contra del mismo Acuerdo.

Su administración también lanzó una controversial operación militar que penaliza las comunidades locales por su rol relativamente pequeño en la deforestación sin fiscalizar a los muy conectados actores con influencias políticas conocidos por impulsar la deforestación a grandes escalas”.

Los científicos resaltan que la protección del medio ambiente en Colombia depende del empoderamiento y cooperación de la gente local, por lo que el rápido crecimiento en la violencia, pobreza e inequidad que “coincide con las acciones de Duque contra el proceso de paz, ha creado condiciones sociales que pueden acelerar la disrupción de los ecosistemas en peligro, incluyendo selvas y páramos”.

Además señalan que las elecciones de 2022 serán críticas para los ecosistemas y las personas. “Los científicos deben alzar su voz para educar candidatos y votantes acerca de las consecuencias socio-ambientales de sus acciones.

La carta está firmada por Alejandro Salazar, Juan F. Salazar, Santiago Sánchez-Pacheco, Adriana Sánchez, Eloisa Lasso, Juan C Villegas, Paola Arias, Germán Poveda, Ángela M. Rendón, María Uribe, Juan C. Pérez y Jeffry S. Dukes. Los profesionales pertenecen al Departamento de Ciencias Ambientales y Selvas de la Universidad de Agricultura de Islandia; el Grupo de Ingeniera y Gestión Ambiental, la Escuela Ambiental, la Facultad de Ingeniera de la Universidad de Antioquia; de la Javeriana de Bogotá; La Nacional y otras dependencias.

Por su parte, el Consejo de Seguridad de la ONU reiteró su apoyo al proceso de paz que se adelanta en Colombia y ratificó su compromiso para realizar un trabajo articulado en el país para la implementación del Acuerdo Final de Paz, firmado entre el Estado y la desmovilizada guerrilla de las FARC.

Este anuncio se produce tres días después de que el representante especial del secretario general de la ONU en Colombia, Carlos Ruiz Massieu, presentara el informe trimestral sobre los avances de los puntos del Acuerdo Final que evidenciaba un progreso en la implementación.

Los miembros del Consejo de Seguridad reafirmaron su apoyo a los organismos del Sistema integral de Verdad, la JEP, la Unidad de Búsqueda de Personas Dadas por Desaparecidas (UBPD), y la Comisión de la Verdad, manifestando que se debe respetar su autonomía e independencia.

Asimismo, reconocieron los avances presentados con relación a lo que denominan como ‘mandatos críticos’, que incluyen la respuesta brindada por los exjefes del secretariado de la guerrilla de las FARC frente a la imputación de la JEP por crímenes de lesa humanidad y de guerra por los secuestros durante el conflicto armado.

En ese sentido, argumentaron que, “esta representa una fase clave para el proceso de paz”, y animaron tanto al Gobierno nacional como a los excombatientes a cumplir con sus responsabilidades y compromisos con las víctimas del conflicto a través de la contribución de la verdad y la reparación.

SIGA LEYENDO