Consejero presidencial comparó a Fernando Londoño con Gustavo Petro y los calificó de extremistas

El consejero presidencial para la Seguridad Nacional, Rafael Guarín, aseguró que “todos los extremistas son iguales”, refirièndose a Fernando Londoño y a Gustavo Petro; el exministro no se quedó callado y le respondió al funcionario del gobierno de Iván Duque, a quien llamó “personajillo”.


“Petro es igual a Fernando Londoño y Londoño es igual a Petro”: consejero presidencial. Foto: Archivo
“Petro es igual a Fernando Londoño y Londoño es igual a Petro”: consejero presidencial. Foto: Archivo

Una enorme polémica se generó en las últimas horas en redes sociales luego de que el consejero presidencial para la Seguridad Nacional, Rafael Guarín, realizara unas declaraciones en las que se atrevió a comparar a los políticos Gustavo Petro y Fernando Londoño, ambos de ideologías políticas muy diferentes.

Guarín ha ejercido el cargo desde agosto de 2018 y desde entonces ha sido uno de los máximos defensores del presidente de la República, Iván Duque Márquez, a quien conoce desde hace más 23 años. Ahora, el funcionario no se quedó callado y en medio de una entrevista con el diario El País, de Cali, dejó claro que hay momentos en los que, tanto la posición como el uribismo, quieren desestabilizar el gobierno.

Los extremistas son siempre iguales, no importa si son de izquierda o de derecha. Gustavo Petro es igual a Fernando Londoño y Londoño es igual a Petro. En medio de los bloqueos, la violencia, el delito, el ataque a los ciudadanos, bajo la sombrilla del paro, en vez de contribuir a fortalecer la institucionalidad y encontrar respuestas que vigoricen la democracia, ambos atacaron con vileza al Presidente y al Gobierno”.

Cabe recordar que esta respuesta se da luego de los señalamientos del exministro de Justicia en el gobierno de Álvaro Uribe, en los que pedía la renuncia de Duque en caso de no poder controlar los bloqueos presentados en Buenaventura. En su momento, a principios de junio, Londoño afirmó:

“Señor presidente, si usted no tiene coraje suficiente, si usted no es capaz de disponer de la fuerza legítima del Estado para desbloquear el Puerto de Buenaventura (...) no le queda más remedio que hacerle al país el favor de una renuncia”

Guarín se refirió precisamente a los bloqueos presentados en Cali y reiteró que detrás de ellos hay estructuras organizadas que quieren generar el caos.

“El problema no es la protesta, un derecho sagrado de los ciudadanos y que es necesaria y saludable para la democracia. El problema es la violencia, los bloqueos, el desabastecimiento, el crimen de estructuras organizadas, entrenadas y financiadas que pretenden desde Cali desestabilizar el régimen democrático y que no son protesta, son delito”.

Respuesta de Londoño

Como era de esperarse, esta comparativa hecha por Guarín no cayó para nada bien en el exdirector nacional del Centro Democrático y en medio del programa que él dirige, ‘La Hora de la Verdad’, respondió fuertemente.

“El señor Guarín debió quedar en el convencimiento de que le había prestado un gran servicio al presidente de la República, atacando de esa manera a un periodista que está ejerciendo su función y que la va a ejercer sin permiso de personajillos como el señor Guarín. Esto no puede suceder”.

Añadió: “Tal vez el señor Guarín no sepa lo que significa vil: Indigno y despreciable. De manera que somos despreciables para el gobierno nacional porque decimos que el presidente debe cumplir su deber o marginarse del ejercicio de la presidencia de la República. Opinar es un derecho y una obligación que tiene el periodista ante temas tan graves como los que estaban ocurriendo”.

Sus reclamos no quedaron ahí y durante un largo tiempo de su intervención decidió referirse a la comparación con Gustavo Petro.

“El señor Guarín, protegido por la circunstancia que tiene como alto funcionario público desde la presidencia de la República, resuelve decirnos que somos viles y compararnos con un exgerrillero y con un promotor de los actos que ha promovido el señor Petro. Ni a Petro le gustará que lo comparen conmigo ni a mí me gusta ni puedo tolerar que me comparen con Petro”.

En un tono más arriba, Londoño exigió que: “Guarín debe respetar la prensa, debe respetar la crítica y que diga en qué somos viles y en qué fuimos despreciables, que lo diga. Pero esto no es tolerable que desde el Palacio empiecen a injuriar a los periodistas que están diciendo lo que les parezca que deben decir”.

Por último, el abogado reiteró que seguirá diciendo ante los micrófonos lo que siente que debe decir sin el permiso de nadie, pues consideró que el funcionario no quien para para decirle sobre cuáles temas debe hablar y sobre cuáles no. “Mi posición es vil a juicio del señor Guarín que me importa un pepino el señor Guarín. Es un personaje indigno de mi escopeta como diría Guillermo León Valencia. Él no sabe quién fue Valencia ni se lo voy a explicar”.

Desde el programa, comentaron que le pedirán a la Fundación para la Libertad de Prensa – FLIP - que se manifieste ante lo sucedido porque ‘La Hora de la Verdad’ es un programa de opinión y por ende se deben respetar las opiniones que desde allí se emitan.

Seguir leyendo: