Las nuevas disposiciones del Gobierno nacional en materia de austeridad

Las medidas establecidas en el Plan de Austeridad del Gasto de 2021 están enfocadas en arrendamiento, comodato de bienes inmuebles y el reporte de la información de las entidades públicas.

Un hombre cuenta billetes de 100.000 pesos colombianos en Bogotá (Colombia). EFE/Leonardo Muñoz/Archivo
Un hombre cuenta billetes de 100.000 pesos colombianos en Bogotá (Colombia). EFE/Leonardo Muñoz/Archivo

El presidente de Colombia, Iván Duque, firmó este jueves la directiva presidencial 05 en la que se contempla el plan de austeridad en el gasto público de las entidades adscritas al Gobierno nacional.

En el documento dirigido a estas entidades se imparten instrucciones con relación al Plan de Austeridad del Gasto de 2021 con la intención de contribuir a la eficiencia del gasto público del sector oficial.

Esta directiva contempla los gastos relacionados con arrendamiento, comodato de bienes inmuebles y el reporte de la información de las medidas y los contratos que se adopten con relación a estas nuevas disposiciones frente al gasto público.

Con relación al arrendamiento de los bienes inmuebles, el documento señala que se deberá limitar la suscripción de nuevos contratos, frente aquellos que sean indispensables en la realización de actividades y el funcionamiento del servicio público en el país.

“Para nuevos contratos o ampliación de plazo de los vigentes, se debe considerar, en el marco de los análisis y condiciones previstas en el ordenamiento jurídico para el arrendamiento de inmuebles, una evaluación que permita determinar la necesidad del contrato o su ampliación, de acuerdo con el funcionamiento y operación de las áreas de cada entidad”, señala el documento presidencial.

Por otra parte, la directiva dicta nuevas disposiciones con relación a los bienes de comodato, en las que señala que las entidades deben comenzar con las coordinaciones pertinentes, con la intención de suscribir contratos respecto a estos bienes entre las mismas entidades, “cuando se pueda sustituir la necesidad de suscribir contratos de arrendamiento de bienes inmuebles con particulares”.

En ese sentido, el documento señala que las entidades del sector oficial deberán verificar si existen inmuebles disponibles entre otras entidades, y especialmente a través de la Central de Inversiones S.A., “que puede suplir las necesidades de la entidad”.

Los contratos y medidas que se adopten en cumplimiento de la presente directiva deberán ser reportados al Departamento Administrativo de la Presidencia de la República, mediante el “Aplicativo de Mediación de la Austeridad del Gasto Público”. El reporte se efectuará semestralmente, con corte a junio y diciembre, al finalizar el mes de julio y enero, respectivamente”, concluye la directiva.

Con la reforma tributaria, los colombianos perderían más de la mitad de sus ahorros. Foto: Colprensa.
Con la reforma tributaria, los colombianos perderían más de la mitad de sus ahorros. Foto: Colprensa.

La deuda pública de Colombia volvió a superar el 60 % del PIB

El Ministerio de Hacienda y Crédito Público dio a conocer el pasado 22 de mayo el informe de deuda pública del Gobierno Nacional Central (GNC) para el mes de abril, demostrando que la situación económica del país continúa en declive y hacia terrenos ciertamente preocupantes.

Según reportó el diario económico Portafolio, el nivel de endeudamiento del Estado para el cuarto mes del año se elevó hasta el equivalente del 60,4 por ciento del producto interno bruto (PIB) colombiano, lo que representa un importante salto, teniendo en cuenta las cifras previas: 58,1 por ciento en enero, 58,4 por ciento en febrero y 58,9 por ciento en marzo.

En sus tablas, la cartera económica reveló que la deuda total actual es de 661,49 billones de pesos, de los cuales 403 billones de pesos corresponden al rubro interno, mientras que 258,48 billones de pesos corresponden a los prestamos adquiridos a nivel internacional.

Sobre la deuda externa, también se especifica que el 50,01 por ciento corresponde a bonos, el 16,8 por ciento a acuerdos adelantados con el Banco Internacional de Construcción y Fomento (Birf); 13,34 por ciento a préstamos tomados del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y 3,26 por ciento a ayudas solicitadas al Banco de Desarrollo de América Latina (Caf). De todos, el único rubro que presenta un incremento a comparación con el mes inmediatamente anterior es el primero.

SEGUIR LEYENDO

<br/>