Fecode asegura que inmunización no es suficiente para el regreso a las clases presenciales

El 13% de sedes rurales oficiales no tiene acueducto y el 3% los colegios oficiales urbanos no cuentan con agua potable

Instituciones educativas de Cartagena. Foto: Alcaldía de Cartagena.
Instituciones educativas de Cartagena. Foto: Alcaldía de Cartagena.

La semana pasada el Gobierno anunció que a partir del 15 de julio los colegios volverán ha la presencialidad en todas las instituciones del país, sin duda esto es una de las noticias más importantes para el sector educativo, dado que aplicará para todas las instituciones de educación preescolar, básica, media y educación superior que han tenido dificultades en el último año y medio para retomar la normalidad principalmente por factores asociados al Covid-19.

“No hay excusa para asegurar la presencialidad a partir del 15 de julio en las escuelas y colegios de Colombia. Los niños deben aprender y reducir riesgos de salud que están afrontando”, se lee en la cuenta de twitter del ministerio de salud Fernando Ruiz.

Esta ha sido una constante disputa entre los maestros, los padres de familia y el Estado, pues pese a la voluntad de volver es indispensable dar garantías tanto a los funcionarios como a los estudiantes de que existen protocolos seguros que disminuyan la probabilidad de contagio. Por lo que los maestros han hecho saber en reiteradas ocasiones que el proceso de presencialidad escolar va más allá de la inmunización de los docentes, que resulta ser un gran paso.

De acuerdo, con la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode) sostienen que también es necesario que se cumplan los protocolos y las adecuaciones necesarias en las sedes educativas pues hay que tener en cuenta que los salones son lugares cerrados y que los salones de una gran parte de los colegios están ocupadas hasta el 100%, e incluso, no hay acueductos en todos los colegios del país.

Un ejemplo claro de que aun no hay garantías totales es que en el 25% de las 43.800 sedes educativas del sector oficial no tienen acceso al agua, un elemento indispensable para cumplir con los protocolos de bioseguridad; si bien estos fueron simplificados con la resolución 777 del Ministerio de Salud, se mantienen el constante lavado de las manos y la desinfección de los entornos educativos.

De acuerdo con el Laboratorio de Economía de la Educación de la Universidad Javeriana (LEE), en regiones como el Quindío y Bogotá, el porcentaje de sedes ubicadas en manzanas donde más de la mitad de las viviendas no tienen acueducto es nulo. Pero en zonas del Magdalena, Córdoba, Chocó, San Andrés y Guainía, este porcentaje es mayor al 30%. Además, el porcentaje de sedes rurales oficiales sin acueducto es del 13%, mientras que los colegios oficiales urbanos en estas condiciones son solo el 3%.

Estas cifras reflejan de acuerdo con la Federación que no todos los colegio están preparados, teniendo en cuenta que los estudiantes deberían bañarse las manos por lo menos tres veces al día una de las medidas más importantes para evitar el contagio del Covid.

Sin embargo, en contraste con estas cifras el Observatorio de Gestión Educativa de Empresarios por la Educación encuestó a las entidades territoriales de la mano del Ministerio de Salud, estiman que entre el 81% y el 100% de sus instituciones cuentan con condiciones de infraestructura.


SEGUIR LEYENDO