Medellín levantará el toque de queda a partir del próximo 8 de junio

La capital antioqueña dice estar lista para avanzar en su proceso de reactivación, por lo que está intensificando sus jornadas de vacunación a la par que se desmontan unas 300 camas UCI.

Si bien la emergencia sanitaria no parece dar tregua en Antioquia, la Gobernación de ese departamento acaba de anunciar el fin del toque de queda preventivo para la ciudad de Medellín. La medida, que ha regido en la ciudad de forma intermitente durante los últimos dos meses, terminaría del todo a las cinco de la mañana del próximo martes 8 de junio.

La decisión, aprobada por medio de decreto este jueves, busca darle respaldo a las medidas que está tomando la capital antioqueña para comenzar con su proceso de reactivación económica, lo que a su vez va en concordancia con el decreto 580 emitido por el Gobierno nacional el lunes pasado, ordenando la reapertura del país, bajo las ya conocidas normas de bioseguridad.

Valga recordar que, el alcalde de la ciudad, Daniel Quintero Calle, ya había anunciado desde hace dos días que, “el 8 de junio empezamos el proceso de reactivación total: Con todas las medidas de bioseguridad podremos tener grandes aforos, piloto Medellín 24 horas, reapertura de Plaza Mayor, La Macarena y partidos de fútbol”.

Si bien esa última parte está en duda, dada la resolución 777 del Ministerio de Salud y Protección Social, que sólo permite el incremento de aforos para ciudades y municipios con una ocupación UCI inferior al 85 por ciento, lo cierto es que el final de toque de queda, que regía en la ‘capital de la montaña’ entre las 12 de la noche y las 5 de la mañana de cada día, ya es un gran paso hacia la reapertura. Igualmente, se acabarían las medidas de pico y cédula y ley seca.

Según le dijo Quintero al sistema informativo de RCN Radio, “la buena noticia es que desde el 8 de junio arrancamos con una reactivación total. Hay una reducción significativa de casos. La vacunación viene reduciendo el número de personas que ingresan a cuidados intensivos. Entonces, Medellín puede ir reabriéndose”.

Como parte de esa apertura, agregó el mandatario, llegarían la reactivación de la totalidad de los sectores cultural, artístico y deportivo, con el regreso del Festival Internacional de Tango, la Feria de las Flores, un concierto para personal de salud y hasta el 100 por ciento de las actividades ofrecidas por el Instituto de Deportes y Recreación de Medellín, que además verá la entrega de 50 escenarios deportivos renovados.

Al parecer, la decisión llega a pesar de que la propia Gobernación de Antioquia confirmó que, por el momento, existen 145 personas que están a la espera de una cama UCI en el departamento y que solo hay disponibilidad de 40 de ellas. Por ende, se ven en la obligación de escoger quiénes deben ser priorizados y quiénes no. Tanto Medellín como el departamento en general, registran ocupaciones del 97 % en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Quintero le dijo a la emisora sobre ese tema que,“vamos a estar con ocupaciones por encima del 90 por ciento porque vamos a desinstalar camas. Recordemos que, en condiciones extremas, la capacidad normal es de 700 y estamos por encima de las mil. Esto tiene unos costos muy altos para los hospitales”. No obstante, el mandatario no descartó la reactivación de esas capacidades si llega a ser necesario.

La idea, dijo el alcalde, es comenzar a ver reducciones en los contagios durante los próximos días, a la par que se avanza en el proceso de vacunación. Sobre esto último, señaló el 1 de junio que, “tenemos la capacidad de aplicar un millón de vacunas en Medellín en los próximos 40 días. Lograremos el 100 % de maestros con primeras dosis”.

SEGUIR LEYENDO: