Cafeteros piden que se terminen los bloqueos en las vías del país

La Federación Nacional alertó que, por los bloqueos, 1.200 tractomulas cargadas con café no han podido llegar los puertos.

Cundinamarca, uno de los departamentos más importantes del país, se encuentra superando bloqueos producto al paro nacional que inició el pasado 28 de abril. Foto: Gobernación de Cundinamarca
Cundinamarca, uno de los departamentos más importantes del país, se encuentra superando bloqueos producto al paro nacional que inició el pasado 28 de abril. Foto: Gobernación de Cundinamarca

Los bloqueos en el país por el desarrollo del Paro Nacional, empezaron el pasado 28 de abril y se mantienen en la actualidad, lo que ha generado desabastecimiento en diferentes ciudades del país y afectaciones a distintos sectores productivos, puesto que camiones que transportan productos básicos de la canasta familiar quedan represados en las carreteras. Hasta ahora, solo con pequeños acuerdos y la habilitación de corredores humanitarios se ha logrado que algunos productos lleguen a sus destinos.

Los productores de café son otros de los trabajadores que se unen al pedido del cese a los bloqueos, pues estos les están representando millonarias pérdidas en sus cosechas. En las últimas horas la Federación Nacional de Cafeteros reiteró su llamado a que se acabe con los bloqueos en las principales vías que conectan el territorio nacional.

Desde la semana pasada, el gremio de los cafeteros han alertado que sus producciones se están represando que cerca de 500 mil bultos de café no están llegando a sus destinos. Sin embargo, este miércoles la Federación se pronunció nuevamente ante la difícil situación que se presentó en el distrito portuario de Buenaventura, en el pacífico del país.

“La difícil situación que aqueja al puerto en el Pacífico, por donde se exporta 70 % del café, se suma a la ya desalentadora coyuntura que afronta el sector cafetero, producto de los bloqueos de las vías en el territorio nacional, que han impedido sacar el grano de las fincas hacia los centros de acopio y de estos a los puertos”, señaló la Federación Nacional de Cafeteros.

Resaltaron además que por lo menos 1.200 tractomulas cargadas con café no han podido llegar hasta los puertos del país para ser exportadas. Alertaron que en este momento el precio de la carga se está pagando alrededor de $1.300.000 pesos, una cifra que permitiría a los cafeteros equilibrar sus finanzas.

“Hoy, cuando el sector puede volver a ser un actor fundamental en la recuperación económica, los bloqueos y el vandalismo son un obstáculo para este fin y una fuente de desasosiego para los colombianos”, precisaron.

De la misma forma, el Comité de Cafeteros de Antioquia también se pronunciaron en las últimas horas y alertaron que, debido a los bloqueos, 20 mil sacos de café no han podido salir del departamento hacia los puertos, lo que hace que se ponga en riesgo la garantía de la compra.

Foto de archivo. Un caficultor recoge los frutos del café en una plantación cerca al municipio de Montenegro, en el departamento del Quindío, Colombia, 12 de agosto, 2011. REUTERS/José Miguel Gómez
Foto de archivo. Un caficultor recoge los frutos del café en una plantación cerca al municipio de Montenegro, en el departamento del Quindío, Colombia, 12 de agosto, 2011. REUTERS/José Miguel Gómez

Recalcaron al igual que la Federación que Buenaventura es el principal puerto para exportar sus productos, pues hacerlo por Cartagena o Santa Marta sería más costoso, sin mencionar que, aunque se intentara hacer el traslado a esas ciudades, también se encontrarían con bloqueos en las vías hacia la Costa Caribe del país.

También alertaron que están acabando con el inventario de fertilizantes, pues las cargas de estos tampoco han podido llegar a ellos. Esto afecta gravemente a los caficultores pues se quedarían sin un insumo vital para la producción del café, lo que generaría pérdidas en más de 79 mil familias que dependen de este sector.

“Situación similar está sucediendo con el suministro de concentrados para alimentar animales, que si bien no son comercializados por las Cooperativas de Caficultores, sí están afectando a un grupo importante de productores que combinan su actividad agrícola con explotación pecuaria en sus fincas”, señaló el Comité en un comunicado.

Este llamado de los productores de café del país se uno al de los demás campesinos productores de otros productos básicos de la canasta familiar que, al igual que ellos, han reportado no solo millonarias pérdidas por no poder trasladar sus productos a los puntos de venta, sino la dolorosa labor de tener que perder su trabajo, como algunos productores de leche que han tenido que botar el líquido o los avicultores que están viendo morir a sus aves.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR