La millonaria demanda que Santiago Arias le ganó a quien fuera su empresario deportivo

Después de dos años de pleito legal, un juez de Bogotá determinó la nulidad del contrato firmado por el deportista a sus 19 años, y por el que su exrepresentante le reclamaba una millonaria suma.

Kazán. Junio 23 del 2018. En la foto: Santiago Arias. (Colprensa - Luis Álvarez)
Kazán. Junio 23 del 2018. En la foto: Santiago Arias. (Colprensa - Luis Álvarez)

Santiago Arias Naranjo, de 29 años, es un futbolista colombiano que actualmente juega como defensa para el Bayer Leverkusen de la Bundesliga y esta semana ha logrado meter uno de los goles más importantes de su vida, y no fue en una cancha de fútbol, sino en instancias legales. El deportista ganó una millonaria demanda que estaba en su contra.

El pasado 12 de enero de 2019, Arias fue demandado por el exempresario Arieh Guberek, quien interpuso un recurso legal en contra del colombiano por 8 mil millones de pesos argumentando que el futbolista había incumplido un contrato. Sin embargo, el jugador salió vencedor en esta pelea legal, pues el juez decidió negar las solicitudes de Guberek y, en su lugar, será el exempresario el que tendrá que restituir al defensa con la suma de 250 mil euros.

El pleito legal reposó durante dos años en el juzgado 41 civil del circuito de Bogotá, donde finalmente el jugador venció a quien fue su empresario deportivo.

Oswaldo Medina, abogado de Arias, explicó que “esta decisión es relevante e importante para el medio del fútbol, pues sirve como un parámetro o guía para que tanto jugadores o agentes se asesoren adecuadamente al momento de redactar los contratos de representación pues se debe tener en cuenta que los derechos deportivos o de inscripción solo pueden estar en cabeza de los clubes legalmente constituidos y que se debe evitar a toda costa las ventajas evidentes como la del caso que nos ocupa por parte de los agentes”.

La historia de este litigio legal se remonta al 21 de diciembre de 2018, según la Agencia API, cuando el jugador Santiago Arias obtuvo un gran reconocimiento en su carrera deportiva. En ese momento, el defensa alcanzó su precio más alto, el cual fue de 20 millones de euros por su paso del PSV Eindhoven al Atlético de Madrid.

Su entonces empresario deportivo, Arieh Guberek Grimberg, a través de su abogado, le impuso una millonaria demanda al paisa en los juzgados de Bogotá, apenas finalizó la vacancia judicial del año 2018. La demanda argumentaba que Arias, aparentemente, había incumplido con los parámetros de un contrato de cesión de derechos correspondiente al 50% de sus derechos deportivos, económicos y de inscripción firmado el 20 de mayo de 2011.

Específicamente, el empresario solicitaba €289.560 por el contrato del jugador con el Club Sporting Sad de Portugal durante los años 2011 a 2013; €1′092.500 por el contrato con el Club PSV Eindhoven de Holanda desde el 2013 hasta el 2017; así como el 50% por el traspaso de Arias al Atlético de Madrid y €412.500 por la transferencia.

Además, el empresario también solicitó el 50% de lo que la Federación Colombiana de Fútbol le pagó a Santiago Arias por los partidos de las eliminatorias a los mundiales Brasil 2014 y Rusia 2018. Por ende, también entraban los dineros de los partidos que jugó Arias en la Copa América 2015, Copa América Centenario y Copa América 2019.

Arieh Guberek argumentó al juez que él trabajaba en el sector textil, pero como tenía dos hijos que jugaban en La Equidad con Santiago Arias y le contaban “cosas desagradables” que sucedían en el equipo, él decidió ayudarlos. Según Guberek, él contrató al abogado Andrés Charria, y viajó junto a este a Buenos Aires para promover al colombiano.

Fue en ese entonces cuando Guberek le compró el 50% de los derechos económicos del futbolista a Alexis García.

Sin embargo, Arias comentó al juez que mientras Guberek tenía abogados, él no tenía la posibilidad de pagar asesoría jurídica por su parte. Entonces el deportista señaló que él confió en Guberek y el contrato, en el cual, según Arias, el acuerdo era para pasar al Sporting Club de Portugal, no para nada más, puesto que su futuro como deportista era incierto.

Cuando se presentó la transferencia al Club Atlético de Madrid, el señor Guberek empezó a presionarlo por el supuesto porcentaje que le debía, pero esos acuerdos son entre clubes, pero él no recibió ese porcentaje, por lo que no entendió porque el demandante le estaba realizando esos cobros”, reza el fallo judicial.

Santiago Arias, además, denunció ante la Fiscalía a Guberek, puesto que este mostró un contrato de representación supuestamente firmado por Arias en sus pruebas; sin embargo, se demostró que el documento no fue firmado por el deportista.

Finalmente, Arias ganó la demanda porque firmó un contrato a sus 19 años bajo la buena fe y sin asesoría jurídica, cosa que no haría actualmente y, además, porque firmó un contrato a título gratuito. La juez señaló que la Ley 181 de 1995, por la cual se regulan los derechos deportivos en Colombia, en su artículo 32 dispone que únicamente los clubes con deportistas profesionales o aficionados podrán ser poseedores de los derechos deportivos de los jugadores o deportistas.

En general, la juez determinó que, teniendo estos puntos en cuenta, el contrato de cesión de derechos deportivos firmado por Arias en ese momento estaba prohibido por la ley, por lo tanto el contrato es ineficaz.

SEGUIR LEYENDO: