“La dictadura venezolana busca desviar la atención internacional”: aseguró la Cancillería colombiana sobre la violencia en la frontera

La ministra de Relaciones Internacionales de Colombia, Claudia Blum, arremetió contra el régimen venezolano, diciendo que están tratando de montar una cortina de humo para desviar su responsabilidad en los hechos violentos.

Colombia's Foreign Minister Claudia Blum attends a media briefing at San Carlos Palace in Bogota, Colombia February 26, 2021. REUTERS/Luisa Gonzalez
Colombia's Foreign Minister Claudia Blum attends a media briefing at San Carlos Palace in Bogota, Colombia February 26, 2021. REUTERS/Luisa Gonzalez

La ministra de Relaciones Exteriores, Claudia Blum, envió una comunicación al Secretario General de la ONU y al presidente del Consejo de Seguridad de la Organización denunciando la situación que se vive en la frontera con Venezuela “debido al apoyo que da el régimen ilegítimo venezolano a grupos armados organizados”.

En su comunicado la canciller resalta a los 5.737 venezolanos que tuvieron que desplazarse de Venezuela hacia Arauquita, en Colombia, a causa de presuntos enfrentamientos entre el Ejército venezolano y grupos armados ilegales.

“Advertimos ante la ONU que la dictadura busca nuevamente desviar la atención internacional frente a su relación cómplice con grupos de narcotraficantes y terroristas, mientras toda la evidencia confirma que se trata de un régimen totalitario que no respeta ningún marco de legalidad”, expuso la ministra en el documento, además habló de un “colapso institucional, económico y social” en Venezuela.

La Cancillería agradeció el acompañamiento de la Misión de Verificación de la ONU y dijo que el Gobierno mantiene el “firme compromiso en la implementación del Acuerdo de 2016 con nuestra política de Paz con Legalidad”.

El pronunciamiento del Gobierno colombiano se da después de que el país vecino enviara una carta al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para que se investigue la violencia en la frontera con Colombia. Por su parte la Vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, dijo que esa carta “no es otra cosa que una cínica cortina de humo de la narcodictadura de Venezuela, para esconder, en primer lugar, la expulsión de periodistas nacionales y extranjeros que han ido a la frontera de Venezuela a investigar lo que está pasando allí” y agregó:

“Queda de manifiesto que el régimen de Nicolás Maduro, está utilizando a sus Fuerzas Armadas para proteger las rutas de droga de la Narcotalia y las tales disidencias de las Farc, así como a la guerrilla colombiana del Eln que opera en Venezuela, que hoy por hoy está también extorsionando al pueblo venezolano, como siempre lo hicieron en Colombia, porque las únicas vacunas que hoy estamos viendo en Venezuela, son las extorsiones del Eln permanentemente a los venezolanos”.

Por otro lado, Una comisión formada por miembros del Gobierno colombiano, de embajadas internacionales y organismos de la ONU visitaron la frontera colombo-venezolana para evaluar la situación humanitaria que se vive tras el operativo militar del Ejército venezolano contra grupos armados colombianos.

Tanto venezolanos y colombianos, se han desplazado a Colombia huyendo de los combates que desde finales de marzo tienen lugar en el estado venezolano de Apure, en una operación contra una supuesta disidencia de las FARC.

“Agradecemos el acompañamiento de la comunidad internacional para la atención de crisis humanitaria en la frontera y un reconocimiento especial al alcalde de Arauca y a todas las autoridades locales que han manejado esta crisis humanitaria desde la declaratoria de calamidad pública”, señaló este sábado el ministro de Defensa colombiano, Diego Molano.

La visita contó con representantes de las legaciones de Alemania, Brasil, Canadá, Reino Unido, la Unión Europea y organismos como Acnur, la Organización Internacional de Migraciones (OIM) y la oficina de derechos humanos de la ONU.

“Es una lástima ver a las familias desplazadas. Colombia, Brasil y otros países han recibido muchos migrantes pero eran económicos, pero éstos han venido por otra razón que es el conflicto interno en Venezuela”, aseguró el embajador de Brasil, Luis Antonio Balduino.

Por su parte, la embajadora francesa, Michèle Ramis, destacó “la rapidez con la cual se organizaron los albergues transitorios” para acoger a los que huían de la violencia y aseveró que van a estudiar “la situación para ver cómo se puede apoyar”.

SIGA LEYENDO