Defensa de Paul Naranjo dice que Fiscalía actúa de manera sesgada y protege a Mateo Reyes

Reyes pasó de ser uno de los principales sospechosos de la muerte de Ana María Castro a ser testigo de la Fiscalía en contra de Paul Naranjo y Julián Ortegón.

El proceso judicial por la muerte de Ana María Castro, que ya cumple más de un año e impactó a la sociedad colombiana, ha tenido a Paul Naranjo, Julián Ortegón y Mateo Reyes bajo el ojo de las autoridades por ser los acompañantes de la joven en la noche de su muerte. Sin embargo, Reyes pasó de ser uno de los sospechosos en el caso a ser un testigo contra Naranjo y Ortegón.

Mateo Reyes, quien salió del país y se desconoce su paradero, será testigo de la Fiscalía General de la Nación el próximo 19 de abril cuando se lea la acusación formal en contra de Paul Naranjo y Julián Ortegón por el presunto feminicidio de Ana María Castro, el pasado 5 de marzo de 2020. Decisión que la defensa de Paul Naranjo ha cuestionado.

Jhon Cena, abogado de Naranjo, señaló a la Revista Semana que la Fiscalía General de la Nación está actuando de manera sesgada en el caso, al convertir a Reyes en testigo y permitirle salir del país. “Están escuchando al señor Mateo Reyes, lo están protegiendo, y lo digo con voz alta, porque a este señor lo quieren bajar de los hechos, el señor venía sentado en la camioneta, sentado con Ana María Castro, lo quieren proteger de cualquier forma”.

Para el abogado “no hay garantías” para su cliente, razón por la que ha solicitado la nulidad del proceso. Cena dijo al medio que es extraño que no se vincule a Reyes en el proceso como sospechoso, cuando él estaba junto Ana María Castro en la camioneta, además de ser el responsable de entregar diferentes versiones a las autoridades.

Durante la investigación, las autoridades han definido a Reyes como el amigo de Castro que la acompañaba cuando ella fue bajada de la camioneta de Naranjo en la calle 80 con carrera 68.

Sin embargo, Noticias Caracol reveló un documento de la Fiscalía en el que el ente acusador estaría manejando una nueva versión sobre la presencia de Reyes cuando Ana María murió. “Dado el disgusto que genera en ese momento en Julián Ortegón y Paul Naranjo el hecho de que Ana María y Mateo Reyes se estuvieran besando (...) estos hacen bajar del vehículo a Mateo Reyes Gómez, decidiendo llevar consigo en el vehículo a Ana María Castro Romero, quien metros más adelante les reclama con vehemencia cuál era el motivo por el cual ellos adoptan esta actitud. Momento en el cual, la lanzan o expulsan del vehículo cuando aún este se encontraba en movimiento”, citó el medio.

Según esta versión, después de que Reyes se bajó del vehículo, este arrancó y fue unos metros más adelante donde bajan de la camioneta a la joven. Esta declaración presenta diferencias con lo que dijo Reyes en un inicio, pues según él, Ana María se bajó con él del carro.

Cuando íbamos por la calle 80 con 69P, por donde ocurrió el incidente, alguno de los amigos me dice que yo no podía ir con ellos a la casa, entonces pararon. Yo me bajé del carro y Ana se bajó detrás mío. Yo me subo al andén y Ana se queda hablando con los ocupantes del vehículo por la ventana (…) escuché discutir a Ana con alguno de sus amigos (…) y -de un momento a otro- el que iba manejando el carro arranca y como Ana estaba recostada sobre la ventanilla, no sé si fue que quedó enganchada en el auto, y como arrancó tan rápido, Ana se cae al piso y se golpeó la cabeza”, dijo Reyes en su primera versión.

A pesar de estas diferencias, Reyes servirá de testigo a la Fiscalía en contra de Naranjo y Ortegón el próximo 19 de abril. Además, se sabe que la Fiscalía le ofreció a Reyes ingresar al programa de protección de testigo, pero el joven lo rechazó y se encuentra fuera del país, pero entregó todos los datos de su ubicación a la Fiscalía.

SEGUIR LEYENDO: