El régimen de Maduro es cómplice de ‘Narcotalia’, según el ministro de Defensa, Diego Molano

De acuerdo con el jefe de la cartera de seguridad colombiana, ambos bandos están aliados junto al ELN para someter a las disidencias de ‘Iván Mordisco’ y mantener el control sobre las rutas del narcotráfico.

El ministro de Defensa de Colombia, Diego Molano, habla durante una entrevista con Reuters en Bogotá, Colombia, 11 de febrero, 2021. REUTERS/Luisa González
El ministro de Defensa de Colombia, Diego Molano, habla durante una entrevista con Reuters en Bogotá, Colombia, 11 de febrero, 2021. REUTERS/Luisa González

En medio de las tensiones que prevalecen en la frontera entre Colombia y Venezuela, a causa de los enfrentamientos entre Fuerza Armada Nacional Bolivariana de ese país y las disidencias de las Farc, el ministro de defensa colombiano, Diego Molano Aponte, volvió a acusar a Nicolás Maduro de tenderle la mano al narcotráfico.

Durante una entrevista con el diario El Tiempo, el jefe de la cartera de seguridad se refirió a la situación que se registra en la zona venezolana de La Victoria, estado de Apure, y que ha provocado el éxodo de miles de Venezolanos que se lanzan a cruzar el río Arauca, hacia el municipio de Arauquita, en busca de resguardo.

Según lo explicado por el funcionario, “en Venezuela está el ELN —Ejército de Liberación Nacional—, dirigido por ‘Pablito’, que agencia el narcotráfico entre la región del Catatumbo y Arauca. Al frente de Arauquita están las disidencias de las Farc, cercanas a ‘Iván Mordisco’ y ‘Gentil Duarte’, y más allá, también en el estado Apure, Venezuela, cerca del Vichada, está ‘Iván Márquez’, con ‘Santrich’ y el ‘Paisa’ con la ‘Narcotalia’”.

La presencia de esos tres grupos armados, asegura, se debe a la necesidad de tomar control sobre diferentes centros de despacho y rutas del narcotráfico con las que también se ve beneficiado el régimen de Nicolás Maduro. De ahí la intervención de las fuerzas militares venezolanas, quienes de acuerdo con el vocero del Gobierno colombiano no están allí para defender la frontera, sino para atacar en favor de las fuerzas de ese último grupo disidente, para proteger el negocio del narcotráfico.

En palabras de Molano, “En Miraflores —Palacio que funciona como sede de Gobierno de Venezuela —, la decisión que se tomó fue atacar de una forma cómplice y selectiva solo a las disidencias cercanas a ‘Iván Mordisco’, para someterlas a la ‘Narcotalia’, y que hubiera unidad de mando no solo para seguir con el narcotráfico en Venezuela, sino para seguir incursionando y buscar su expansión nuevamente a Colombia”.

Adicionalmente, el ministro señala que también habría incidencia del ELN. Este grupo, dice, también tiene relaciones con la Armada Bolivariana y las disidencias de ‘Márquez’ para dividirse el manejo de distintas rutas y negocios relacionados con el tráfico de estupefacientes. En suma, ambas estructuras armadas “viven a sus anchas” en el vecino país.

Por esos motivos, 4.741 personas han cruzado hacia los municipios de Arauquita, Arauca (capital del departamento del mismo nombre) y Saravena desde la semana pasada, según el último informe oficial de Migración Colombia, que asegura que estos están concentrados en 19 albergues. La situación tiene contra las cuerdas al gobierno local, que asegura tener capacidad para atenderlos durante un máximo de 15 días, de los cuales ya se cumplieron 13.

Como respuesta, desde el Gobierno nacional se han dispuesto al menos 16 toneladas de suministros, así como 2.000 agentes de policía y ejército; 90 infantes de marina y una unidad especial de protección de la Armada. Estos tienen órdenes de establecer un Plan Muralla, con el que se busca proteger y fortalecer las actividades de seguridad en el lado colombiano de la frontera.

Ante semejante nivel de militarización, Molano finalizó hablando sobre las posibilidades de un conflicto bélico entre ambos países. Al respecto, señaló que “nuestras Fuerzas Militares y de Policía están preparadas para actuar por la defensa de la soberanía en nuestro territorio. Estamos preparados y listos a proteger a los araucanos y a todos los colombianos de este lado de la frontera. Eso sí, no permitir que ninguno de estos grupos criminales, que actúan desde el otro lado de la frontera, puedan afectar la tranquilidad de los colombianos”.

SEGUIR LEYENDO:


MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS