Investigan millonario robo en una suite del hotel Tequendama en Bogotá

Un comerciante que se hospeda en el reconocido hotel del centro de Bogotá denunció el hurto de dos relojes Rolex y más de 30 millones de pesos.

El hombre se encontraba el pasado fin de semana en una suite de la lujosa pensión en compañía de tres mujeres que, al parecer, también se hospedaban en el hotel. Durante la noche del domingo ellas desaparecieron y se llevaron las pertenencias de valor que tenía con él.

Sobre la 1:00 de la mañana, la víctima, que sería un comerciante de oro, denunció a las autoridades la pérdida de dos relojes Rolex y la suma de 38 millones de pesos en efectivo luego de departir con las mujeres en su habitación.

Agentes de la SIPOL y la SIJIN de la Policía Metropolitana de Bogotá atendieron el hecho e iniciaron la investigación de lo ocurrido, por orden del comandante de la institución, el general Óscar Gómez Heredia.

La Policía Nacional recibe una denuncia en donde un ciudadano indica que se le habían perdido unos relojes y un dinero. La Policía Nacional traslada hasta el lugar investigadores de policía judicial e inteligencia para esclarecer el delito. Finalmente logramos establecer que pudo haberse tratado de un abuso de confianza”, señaló el coronel Jairo Baquero Puentes.

Los uniformados lograron determinar que, al parecer, por medio de engaños y abuso de confianza, las tres mujeres lograron sustraer el dinero en efectivo y los relojes de la víctima para luego huir con el botín.

Las autoridades encontraron los Rolex en un cuarto contiguo a la suite alquilada por la víctima, pero no tienen rastro de los 38 millones de pesos que el comerciante manifestó que perdió tras los hechos.

Así mismo, la investigación permitió que una de las presuntas responsables se entregara a las autoridades y esperan poder establecer el paradero de las otras dos compañeras, quienes podrían poseer el dinero.

Según el coronel Baquero, las investigaciones han señalado que el hurto se cometió entre personas que se encontraban alojadas en el hotel y que se conocían, lo que les permitió a las presuntas ladronas acceder a la víctima.

El uniformado aclaró que se continúa con las investigaciones para determinar qué sucedió realmente y poder judicializar a los responsables, así como hallar las pertenencias que denunció la víctima.

Los relojes Rolex se han convertido en objetivos deseados por la delincuencia en la capital del país. En las últimas semanas se ha alertado de la posible reactivación de la banda que lleva por nombre el mismo de la marca suiza.

El pasado 12 de febrero quedó registrado en cámaras de seguridad de un restaurante ubicado cerca al Parque de la 93, en el norte de Bogotá, el momento en que un hombre armado ingresa al lugar y amedrenta a una mujer para que le entregue el reloj Rolex que tiene en su muñeca. El aparato, según la víctima, estaría avaluado en más de 30 millones de pesos.

Ese hecho sucedió a plena luz del día, y según indicó Angélica, la víctima del hurto, ella dudó de que se tratara de una complicidad entre los atracadores y alguna persona al interior del restaurante que podría haber informado de su lujoso accesorio.

Otro hecho similar se presentó el pasado 2 de marzo, también en la capital del país, donde un funcionario de la Dirección Nacional de Inteligencia fue víctima de la banda Los Rolex en cercanías al Parque de la 93.

De acuerdo con la información del periódico El Tiempo, el hombre identificado como Juan Carlos Arcila Velásquez, arribó el pasado 6 de febrero en horas de la tarde al Juan Valdez de la carrera 11 con calle 93A. Allí se reunió con otra persona y momentos después fue víctima de los criminales.

Arcila estaba compartiendo cuando de un momento a otro se le acercó un hombre que lo encañonó con su revólver calibre 38. Cuentan las autoridades que el robo se cometió en tiempo récord, sin embargo, fue suficiente para que el funcionario entregara su reloj sin que nadie se percatara de lo que estaba pasando.

El medio también dio a conocer que Arcila arrojó una silla al piso tratando de llamar la atención de las demás personas presentes, pero no logró el objetivo. Lo impactante del suceso fue que a las afueras del local comercial lo estaban esperando sus seis escoltas, quienes en ningún momento sospecharon del accionar de los delincuentes.

Le puede interesar: