Una carta de alias Otoniel deja ver su inseguridad tras la búsqueda que adelantan las autoridades en su contra

Luego de la muerte de Marihuano, el siguiente objetivo de la policía nacional es Darío Antonio Úsuga, el narcotraficante más buscado del país.

Una carta refleja que el grupo criminal está dividido y asediado por las autoridades.
Una carta refleja que el grupo criminal está dividido y asediado por las autoridades.

Una carta, que data del pasado 17 de febrero, escrita a puño y letra por parte Darío Antonio Úsuga, alias ‘Otoniel’, fue rebelada por Noticias Caracol en las últimas horas. En el documento, escrito por el máximo cabecilla del Clan del Golfo, se refleja la inseguridad que siente el jefe de la organización que aseguró que, con los días, se siente más asediado por las autoridades colombianas.

“Ya no se confía en nadie y las cosas cada día se ponen más difíciles, mejor dicho, jodidos. Los últimos operativos nos jodieron, ya no hay antiguos y por la caída de ‘R20’ y ‘el Viejo Pueblo’ no hay a quién escoger”, se lee en el papel que, según conoció el noticiero del Canal Caracol, estaría dirigido a alias ‘Chiquito Malo’, quien, como recordó ese medio nacional, asume como segundo al mando de esta organización criminal.

Esta no es la primera vez que se sabe de la angustia de Otoniel frente a las bajas que le ha dado las autoridades nacionales a ese grupo criminal. Durante la segunda semana de febrero, ese mismo medio colombiano reveló audios en los que se escuchaba al narcotraficante más buscado del país, por quien las autoridades norteamericanas ofrecen una recompensa de cinco millones de dólares, hablar respecto a la situación actual del grupo delincuencial que tiene a su mando.

“Me preocupa bastante más es lo de las finanzas, eso de finanzas ha estado duro y bregarle a meter duro a eso; ahorita hay que mirar quien va a quedar responsable de que Bloque Pacífico”, se escuchaba en los audios interceptados por las autoridades. La muerte de alias Marihuano, a quien las autoridades identificaron como la mano derecha de Otoniel, puso en jaque a la estructura comandada por el capo.

La muerte de alias Marihuano, a manos de las autoridades generó desconfianza en el entorno de Otoniel que, según dice en su misiva, teme que las autoridades tengan en su poder información clave luego del operativo con el que le dieron fin a su hombre de confianza, “esperemos que del operativo de ‘R20’ (Marihuano) no hayan cogido las cartas y grabaciones”.

En la carta, además de ello, Úsuga dejó saber que su principal negocio, el tráfico de drogas, se está debilitando de a pocos, “con la caída de ‘R20’, del ‘Gato Eliecer’ y de ‘Plástico’ los negocios se están cayendo”.

Alias Marihuano era el principal hombre de confianza de alias Otoniel, máximo cabecilla del Clan del Golfo. / Cortesía: Policía Nacional.
Alias Marihuano era el principal hombre de confianza de alias Otoniel, máximo cabecilla del Clan del Golfo. / Cortesía: Policía Nacional.

De acuerdo con los hombres de inteligencia que están detrás de la desarticulación del entramado criminal, hay suficiente material, y personal, que puede hacer que pronto el país se despierte con noticias frente al narcotraficante, así lo explicó el general Jorge Luis Vargas, director de la Policía Nacional, en una entrevista para el noticiero.

“La DEA (Administración de Control de Drogas) está completamente involucrada, tenemos mucha ayuda del Reino Unido y estamos colaborando con Policía de Panamá; esos elementos diferenciales nos van a dar un muy buen resultado, esperamos que en el corto plazo”, aseguró el uniformado que, además recordó, que lo que se ha venido adelantando en contra de ese grupo armado al margen de la ley hace parte de la operación Agamenón.

En ese mismo diálogo con el medio colombiano, Vargas aseguró que son conscientes de los hostigamientos que van a seguir llegando en contra de las autoridades colombianas debido a los fuertes golpes que le han dado al Clan. El General recordó el fallecimiento de dos policía, en un atentado de ese grupo, mientras acompañaban una comisión de restitución de tierras en Guaranda Sucre, en las últimas horas.

“Nos encontramos que hay aproximadamente unos 1.200 delincuentes dedicados al narcotráfico, sobre todo en las partes selváticas. ¿Qué es lo que hacen? Proteger los cargamentos de cocaína que salen por el Pacífico y la costa Caribe. Hay un componente que delinque en ‘out sourcing’, con delincuentes locales dedicados especialmente al tráfico local de estupefacientes y extorsión”, explicó el general Vargas que, insistió en que el siguiente en el objetivo es alias Otoniel.