“Duque se ha dedicado a gobernar con un espejo retrovisor que distorsiona la imagen”, Juan Manuel Santos

El exmandatario aseguró que el actual presidente de Colombia ignora su existencia, lo que le parece chistoso y curioso. Además, Santos aprovechó para lanzarle una pulla a Álvaro Uribe.

El expresidente Juan Manuel Santos se refiere a las relaciones con su sucesor en la Presidencia, Iván Duque.
El expresidente Juan Manuel Santos se refiere a las relaciones con su sucesor en la Presidencia, Iván Duque.

En la noche de este jueves, el expresidente colombiano Juan Manuel Santos dio a conocer, mediante una publicación en su cuenta de Twitter, la carta de respuesta a Rodrigo Londoño, más conocido como ‘Timochenko’, líder del partido Comunes (FARC). En la misiva, Santos se refirió a varios temas, entre los que mencionó sus relaciones con el actual presidente de la República, Iván Duque Márquez, las cuales, aseguró, no son las mejores.

“Mis relaciones con el presidente Duque no son las mejores. Se ha dedicado a gobernar con un espejo retrovisor, pero un espejo de esos que distorsionan la imagen, de los que hacen ver a los flacos gordos y a los gordos flacos, y ha optado, extrañamente, por no mencionar mi nombre”, expresó Santos Calderón.

Con analogías ‘poéticas’, Santos aseguró que para Duque él no existe, lo que le parece “curioso” y “chistoso”. Al parecer, el Nobel de Paz le tiró una pulla al también expresidente Álvaro Uribe, diciendo que él ha guardado silencio sobre la omisión de Duque hacia él “porque no creo que al país le convenga que los expresidentes se dediquen a darle palo a sus sucesores”.

“Lo digo porque lo sufrí en carne propia y no le hizo ningún bien al país”, Juan Manuel Santos.
Reunión entre el Presidente Juan Manuel Santos y el mandatario electo Iván Duque en 2018. (Colprensa - Presidencia)
Reunión entre el Presidente Juan Manuel Santos y el mandatario electo Iván Duque en 2018. (Colprensa - Presidencia)

Santos recordó que, cuando su sucesor llegó a la Casa de Nariño para hacer el “empalme” en la Presidencia, se puso “a disposición” de Duque”. Además, según dijo en su carta, se ofreció para ayudarle a enfrentar la pandemia en Colombia e hizo algunas “ofertas concretas” para ayudar a Providencia, tras la calamidad natural a la que se enfrentó el archipielago.

“En varios momentos propuse al presidente que uniera a los colombianos alrededor de la implementación de la paz, con lo que por demás está obligado legal y moralmente, y que yo sería el primero en poner mi granito de arena si se requiriera. Nunca hubo el más mínimo eco”, sentenció el expresidente Santos.
Juan Manuel Santos
Juan Manuel Santos

En el texto, Santos dice que, de darse una reunión entre él, el presidente Duque y Timochenko, él la solicitará por los canales regulares y deja claro cómo podría ser el protocolo.

Se me ocurre que podríamos ir acompañados de dos de nuestros negociadores. Por mi lado, serían Humberto de la Calle, el jefe de las negociaciones, y el general Óscar Naranjo, quien se encargó de negociar, junto con otros miembros de nuestras Fuerzas Armadas, el punto 3.4, y quien más conoce el tema de las garantías de seguridad establecidas en el acuerdo. Usted escogería los suyos. El presidente, como anfitrión, estaría con quien él determine, por supuesto. Podríamos discutir la implementación de los acuerdos en general y el tema de la seguridad en particular. Se podría invitar a la ONU y a los garantes. Cualquier avance sería una bendición para la paz y para el país.

Otros apartes del comunicado

El mandatario asegura encontrarse conmovido por el mensaje que le remitió Timochenko y afirmó que comparte la angustia y el dolor “por la muerte, a todas luces condenable e inaceptable” de los antiguos combatientes.

Comparto el dolor de todas las víctimas del conflicto armado, el dolor de las familias de nuestros soldados y policías y, en esta coyuntura reciente, el de las víctimas de los secuestros que están reviviendo sus dramas con los relatos y las acusaciones de la JEP. Sobre esto último, espero que ustedes reconozcan su autoría y responsabilidad para contribuir a sanar las heridas, y que la JEP siga haciendo su trabajo con los máximos responsables de crímenes atroces de todas las partes involucradas en el conflicto.

Aseguró el exmandatario que, “entre las múltiples fallas, vacíos e incumplimientos en la implementación de los acuerdos de paz lo más preocupante, sin duda, son los asesinatos de los exguerrilleros de las Farc y de los líderes sociales”.

Rodrigo Londoño, conocido como Timochenko. Foto: Colprensa
Rodrigo Londoño, conocido como Timochenko. Foto: Colprensa

El nobel de Paz dijo que estos asesinatos no son “como algunos han querido insinuar”, culpa de los acuerdos de paz, sino de la “falta de implementación”, la cual está a cargo del gobierno de Iván Duque.

“Éramos totalmente conscientes de que el fin de la guerra con las Farc no eliminaría otras fuentes de violencia y, por eso mismo, se incluyó específicamente el punto 3.4 sobre garantías de seguridad. El cumplimiento de este punto (o los 13 subpuntos que ahí se especifican) resolvería el problema, pero para eso se requieren liderazgo, capacidad de coordinación y voluntad política”.

La misiva continúa diciendo que “el Gobierno es el responsable del orden público y de la seguridad de todos los colombianos, entre los cuales los exguerrilleros que lealmente están cumpliendo con los acuerdos deben estar en primera línea, por su vulnerabilidad, junto a los líderes sociales, muchos de los cuales están matando por promover la sustitución voluntaria de cultivos ilícitos o la devolución de tierras a los campesinos desplazados, o por oponerse a la deforestación o a la minería ilegal”.

Santos asegura que “el presidente Duque y su gobierno deben escuchar las múltiples voces que reclaman una acción más decidida y eficaz para protegerlos”. Santos recordó en la carta que el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, y el secretario general de la ONU, António Guterres, han priorizado la paz y se lo han hecho saber al presidente Duque.

“El nuevo gobierno de Biden ya priorizó la implementación de la paz y los derechos humanos en las relaciones bilaterales. Y es muy diciente que, hasta el secretario General de la ONU, António Guterres, le haya dicho directamente al presidente Duque el martes pasado en su programa diario de televisión que ‘la implementación integral del acuerdo de paz es una herramienta clave para atender la emergencia del covid-19′”.

Incluso, el exmandatario vaticina que, de seguir la violencia en Colombia, “se corre el peligro de que Colombia se escurra de nuevo a la nefasta lista de países parias, con todo lo que esto implica, después de haber logrado salir de ese fangoso pantano con tanto esfuerzo y dificultad”.

“Lo mismo pasa en el frente económico: si no se hacen las reformas necesarias, perderemos el grado de inversión, con los inmensos costos que eso significa. Los prestigios de las personas y de los países se construyen en mucho tiempo y con mucho esfuerzo, pero se deshacen muy rápido y con enorme facilidad”, escribió Santos en la carta abierta.

Sobre la invitación que le hace Rodrigo Londoño para hablar con Duque, Santos dice estar dispuesto a reunirse con presidente, pero que no se hace “muchas ilusiones” al respecto.

Le cuento lo anterior porque usted me pide en su carta que nos reunamos con el presidente Duque. Sería lo ideal, pero no me hago muchas ilusiones. Espero estar equivocado. Siempre he creído que cuando las circunstancias y la patria lo demanden, todos debemos dejar a un lado nuestras diferencias, prejuicios, posiciones partidistas y demás sentimientos que alimentan la polarización, para trabajar juntos por objetivos superiores. Es lo responsable. La paz es, sin duda, uno de esos objetivos. Así lo he repetido en sendas ocasiones. No tengo entonces problema alguno en tener esa reunión con el presidente. Lo haré con gusto.

El asesinato de Álvaro Gómez Hurtado y el atentado contra Santos

Sobre la comparecencia de Rodrigo Londoño ante la JEP donde se discutió el asesinato de Álvaro Gómez Hurtado el expresidente dijo:

Finalmente me refiero a lo que usted le dijo a la JEP al reconocer el asesinato de Álvaro Gómez: que tenían preparado un atentado en mi contra y que no lo ejecutaron por razones “éticas”. No fue el único y no hubiera sido “antiético”. Yo mismo impuse las reglas de juego, que ustedes aceptaron: negociamos en medio de la guerra como si no hubiera guerra, y seguimos en la guerra como si no hubiese negociación.
Álvaro Gómez Hurtado y Rodrigo Londoño 'Timochenko'. Foto: archivo.
Álvaro Gómez Hurtado y Rodrigo Londoño 'Timochenko'. Foto: archivo.

En la misiva, el expresidente sostuvo que, al estar en medio de una negociación de paz, en la cual la guerra todavía se estaba desarrollando, asesinarlo a él no hubiese sido “antiético” y aseguró que él mismo también ordenó operativos contra los miembros del Secretariado de las Farc.

Yo no fui tan magnánimo y por eso autoricé las operaciones contra todos los miembros de las Farc considerados objetivos de alto valor, incluyendo la de ‘Alfonso Cano’. Más de treinta de sus comandantes fueron capturados o dados de baja. Contra usted nunca tuvimos la inteligencia suficiente, pero lo habría autorizado. Eran las reglas de la guerra, esa abominable guerra que en buena hora terminamos. Hubo un operativo contra un miembro del secretariado que no autoricé. Algún día contaré de quién se trata y por qué.

La carta finaliza diciendo que él defenderá la paz y los acuerdos “a capa y espada” y la vida de quienes lo suscribieron.

“Pero mire cómo es la vida. Después de intentar matarnos durante tanto tiempo, ahora estamos juntos luchando por la paz. A veces parece más difícil, ¿no? Así como los combatí sin tregua ni cuartel, ahora defenderé sus vidas y los acuerdos a capa y espada. Porque no solo es la palabra empeñada del Estado colombiano, que todos estamos obligados a cumplir, sino porque es lo correcto. Termino con las palabras que pronuncié en el Teatro Colón: demostrémosle a este mundo tan polarizado que Colombia puede actuar responsablemente y poner el país por encima de los intereses políticos; porque, como decía Bertolt Brecht, ‘cada vida es sagrada y toda guerra es una derrota’”.

Le puede interesar

MÁS LEIDAS AMÉRICA

Carlos Baute reconoció públicamente a su hijo José Daniel: “Te pido perdón por mis errores”

El cantante venezolano aprovechó el Día del Padre para compartir una foto con el joven que nació cuando él tenía apenas 15 años de edad y al que la Justicia le obligó a darle su apellido

Por qué la infidelidad no es siempre un fracaso, según la experta en parejas más célebre del mundo

Esther Perel ha estudiado a las parejas modernas durante casi 30 años, como terapeuta, escritora, formadora y conferencista. "Antes el divorcio estaba cargado de estigma; ahora elegir quedarte cuando puedes marcharte es la nueva vergüenza”, dijo en una entrevista con Infobae

EEUU advierte a China que si no colabora en la investigación sobre el origen del COVID-19 se enfrenta al aislamiento internacional

Jake Sullivan, el asesor de Seguridad Nacional de Joe Biden confía en que la “presión política y diplomática” funcionará

Escándalo en Chile: la selección rompió la burbuja en plena Copa América y podría ser sancionada por la Conmebol

Luego del triunfo contra Bolivia, los futbolistas permitieron el ingreso al hotel de una persona ajena a la delegación y la federación confirmó que los castigará con una multa económica. El lunes, el combinado de Martín Lasarte se mide ante Uruguay en un duelo clave

La Convención que redactará la nueva Constitución de Chile será inaugurada el próximo 4 de julio

“Será un hito histórico. Por primera vez en nuestra historia estaremos escribiendo democráticamente y con amplia participación ciudadana” una nueva Carta Magna, manifestó el presidente Sebastián Piñera
MAS NOTICIAS