Médicos del Pacto Nacional por la Salud aseguran que Claudia López se apresuró con el levantamiento de las restricciones en Bogotá

La asociación, conformada por más de 140 organizaciones de salud, señaló que la pandemia no ha pasado y que es necesario continuar con las precauciones.

Las Unidades de Cuidados Intensivos se han convertido en campos de batalla contra un enemigo invisible pero letal: el Covid-19. Actualmente, la ocupación de camas en Bogotá sobre pasa el 90 %, algo que genera incertidumbre y miedo a la hora de salvar la mayor cantidad posible de pacientes y a la vez, evitar el contagio entre el mismo personal de salud. (UCI - Fundación Cardioinfantil. (Colprensa - Álvaro Tavera)
Las Unidades de Cuidados Intensivos se han convertido en campos de batalla contra un enemigo invisible pero letal: el Covid-19. Actualmente, la ocupación de camas en Bogotá sobre pasa el 90 %, algo que genera incertidumbre y miedo a la hora de salvar la mayor cantidad posible de pacientes y a la vez, evitar el contagio entre el mismo personal de salud. (UCI - Fundación Cardioinfantil. (Colprensa - Álvaro Tavera)

Ayer en horas de la tarde, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, informó a la ciudadanía la suspensión de gran parte de las restricciones y el final de la alerta roja sanitaria en la capital, tras la baja en las cifras de contagios, una medida que galenos del Pacto Nacional por la Salud rechazaron, asegurando que no se deberían tomar esas medidas sin estudios epidemiológicos más profundos, que evidencien la verdadera disminución del riesgo de contagio.

Según lo informado por RCN Radio, el vocero del gremio médico, el doctor Jaime Urrego, indicó que bajar la guardia en el cuidado de la población y dejar a un lado las restricciones por UPZ, es un acto equivocado por parte del distrito.

“Manifestamos nuestro total desconcierto y desacuerdo con los anuncios que hace la administración de Claudia López, en el sentido de dictaminar que cesa la alerta roja hospitalaria y que se levantarán las medidas restrictivas de cuarentenas por UPZ”, afirmó Urrego, médico en salud pública.

Asimismo, agregó que no se puede tomar una decisión de tal magnitud cuando las cifras evidencias en la ocupación de las camas UCI en la ciudad aún no se encuentran por debajo del 50%.

“A nadie se le puede ocurrir que porque están en el 80% de utilización de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) es porque ya ha pasado el pico, o porque en el dato de ayer estemos por debajo del departamento del Valle; significa que ya ha desaparecido o disminuido la velocidad de contagio”, sostuvo en radio el médico.

Además, de manera vehemente el galeno afirmó que en las cifras no han tenido en cuenta el número de víctimas mortales que ha dejado el virus en la ciudad. Agregó, que se requieren estudios y mayores pruebas, algo que no ha hecho el distrito.

“Se requieren hacer las pruebas correspondientes, las cuales no se están haciendo en Bogotá, para afirmar con contundencia después de dos semanas, que es el periodo de observación, para decir que el número de casos ha bajado. Además, hay que mirar con lupa la mortalidad que sigue siendo muy alta en Bogotá, desde diciembre llevamos una cifra de 90 muertes diarias y se prevé que bajen a 70, pero igual sigue siendo muy grande y preocupante”, puntualizó el médico.

Por otro lado, manifestó que en la declaración de alerta naranja y la baja de restricciones en la ciudad, no se han estudiado las condiciones del personal sanitario que día a día trabaja en las Unidades de Cuidados Intensivos, la cual catalogó de crítica.

“No se ha mirado a los médicos y el personal de salud de los hospitales, donde llevan más de un mes, en una crisis de grandes proporciones, con niveles de estrés y cansancio físico y mental”, dijo.

Por su parte, desde el Colegio Médico de Bogotá, su presidente el médico Hernán Bayona, resaltó que la reactivación de la ciudad tiene que ser paulatina, para no vuelvan a colapsar los servicios de salud.

“Es muy prematuro, vemos que las cifras vienen disminuyendo, pero aún estamos en riesgo, por la cantidad de casos activos que se tienen, en especial cuando se han conocido otras cepas que son mucho más contagiosas”, aseguró el galeno.

El último informe del Ministerio de Salud y Protección Social, entregado el martes 2 de febrero, confirmó 10.091 nuevos casos, 304 fallecidos más para un total de 54.576. Mientras que 1.971.342 pacientes se han recuperado. El número de casos activos es de 82.659.

Bogotá: 619.894 - Antioquia: 327.802 - Valle del Cauca: 178.104 - Atlántico: 115.849 - Cundinamarca: 96.389 - Santander: 84.281 - Bolívar: 63.904 - Tolima: 62.806-

MÁS SOBRE OTROS TEMAS:

MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS