Identifican a los cuatro jóvenes asesinados en la masacre de Buga, Valle del Cauca: ofrecen $200 millones de recompensa

Cuatro personas muertas y tres heridos de deja una nueva masacre en el municipio de Buga, en el departamento del Valle del Cauca.

El Éjército Nacional de Colombia llegó a Buga bajo el compromiso de encontrar a los responsables de la masacre.
El Éjército Nacional de Colombia llegó a Buga bajo el compromiso de encontrar a los responsables de la masacre.

En la madrugada de este domingo, 24 de enero de 2021, se vivió la masacre de cuatro personas en Buga, Valle del Cauca, así lo confirmó el el comandante de la Policía de ese departamento del suroeste colombiano, coronel Jorge Urquijo.

Según los primeros informes de las autoridades que investigan el caso, los hechos se dieron a las 3:00 A.M, en una finca de ese municipio (Buga), en un predio ubicado en el corregimiento Chambimbal, a diez minutos de la vía principal. Lo que se sabe hasta el momento es que hombres armados entraron al lugar y dispararon indiscriminadamente a quienes estaban dentro del inmueble. Cuatro personas perdieron la vida inmediatamente, y tres más quedaron heridas.

Entre las víctimas mortales se encuentran cuatro jóvenes entre los 17 y 18 años de edad identificados como Juan Jacobo Pérez, Juan Pablo Marín, Nicolás Suárez y Sara García. Sara era la hija de un médico que ejerce sus labores en el hospital Divino Niño, de Buga. Por otro lado, entre las tres personas que quedaron heridas de gravedad se encuentra un hombre de 71 años.

Asimismo, según la revista Semana, la cual conoció los primeros informes que entregaron integrantes de la fuerza pública que atendieron el caso, las víctimas fatales fueron halladas dentro de un jacuzzi.

Además, entre las pruebas más contundentes para dar con los responsables, sería el celular de uno de los atacantes, el cual quedó en el lugar de los hechos.

En un video conocido por las autoridades se ven momentos previos a la masacre, con los jóvenes departiendo.

Horas antes de ser asesinados, jóvenes víctimas de la masacre en Buga celebraban entre amigos


La Gobernación del Valle anunció, en vocería de Clara Luz Roldán, una recompensa que asciende a los $200 millones a quien de información clave para hallar y capturar a los responsables del ataque que hoy enluta al departamento. Junto con la alcaldía se subió el monto a otros $200 millones más.

El Ministerio de Defensa fue de las primeras instituciones en referirse a los hechos, y a través de su cuenta de Twitter, anunciaron acciones inmediatas que consistían en que, durante el día, empezarían a llevarse a cabo y a crearse estrategias para dar con el paradero de los homicidas.

La Gobernadora Clara Luz Roldán, mientras se desplazaban hombres del ejército nacional a la zona, convocó un un consejo de gobierno extraordinario para tomar medidas urgentes frente a este hecho violento con el que se despierta el municipio.

Esta masacre se da luego de una en Jamundí, en ese mismo departamento, en octubre de 2020 y, según Indepaz (Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz), es la masacre número seis de lo que va corrido de 2021.

El presidente Iván Duque también se pronunció:

En el transcurso de la mañana, se han venido adelantando acciones para empezar la investigación respectiva frente a este acto violento que de nuevo pone bajo terror a la población vallecaucana. Para empezar, el general del Ejército Nacional de Colombia, Eduardo Enrique Zapateiro, informó que, de la mano de sus hombres, llegó a la zona para empezar los operativos para dar con los criminales que perpetuaron el acto violento que terminó con la vida de los cuatro jóvenes.

Para enfrentar la situación, en la mañana de este domingo se lleva a cabo un consejo de seguridad en Buga de la mano de la Gobernación del Valle, la alcaldía, manos regionales, la Policía Nacional y el Ejército Nacional de Colombia.

De acuerdo con lo informado por Zapateiro, que en sus redes sociales mantiene al tanto a la ciudadanía de lo que ocurre allí adentro, en la reunión, se espera dar con los responsables bajo el compromiso que tiene la institución a la que hace parte. Señaló que, “la seguridad y tranquilidad de la comunidad es, ha sido y será siempre nuestra misión principal. Los soldados del Ejército de Colombia trabajan sin descanso comprometidos con la patria. Tengan la certeza que así es y será siempre”.