Policía de Bogotá ordenó una investigación por la intervención de una cigarrería de Bosa, donde se enfrentaron ciudadanos y uniformados

En la institución ordenaron la indagación de lo qué ocurrió en el establecimiento en el que, al parecer, se infringía el toque de queda el pasado sábado. El hecho terminó en batalla campal.

En un video de la alcaldía de Bosa quedó registrado como las personas que estaban en la cigarrería le lanzan botellas a los uniformados. Foto: Tomado del video de la alcaldía de Bosa
En un video de la alcaldía de Bosa quedó registrado como las personas que estaban en la cigarrería le lanzan botellas a los uniformados. Foto: Tomado del video de la alcaldía de Bosa

El general Óscar Antonio Gómez Heredia, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, informó que se ordenó la investigación del procedimiento que se realizó el pasado sábado 16 de enero en el barrio Bosa Brasilia, donde se intervino una cigarrería en la que, al parecer, un grupo de personas estaría infringiendo el toque de queda, restricción con la que se buscaba prevenir más contagios en el segundo pico de la pandemia del nuevo coronavirus sars-cov-2.

“En atención a los hechos presentados en la localidad de Bosa, en un procedimiento que era liderado por la alcaldía local, la Policía Nacional y con acompañamiento de Bomberos, donde se interviene en un local comercial, por solicitud de la comunidad quienes vienen denunciando que desarrollan fiestas clandestinas, con conglomeración de personas. Nos permitimos informar que después de ese procedimiento ordenamos las investigaciones correspondientes, penales y disciplinarias”, señaló el general Gómez.

De este hecho se tiene un registro en video que publicaron en la cuenta de Twitter de la alcaldía local de Bosa en la que se observa como las personas que están al interior de ese establecimiento atienden con improperios a los gestores del Distrito y a los uniformados, cuando ellos les piden abrir el lugar, porque allí no se estaría acatando la restricción.

No obstante, por la agresividad y también por la falta de comparecencia de quienes estaban en el establecimiento, bomberos de Bogotá abrieron el portón del establecimiento con una sierra eléctrica y posteriormente inicia la gresca en el sitio, desde donde les lanzaron botellas a los uniformados.

La información que entregaron las autoridades ese fin de semana indicaba que en esa cigarrería había una reunión de 12 personas que estaban consumiendo licor y que para evitar las sanciones atacaron a los policías.

Pero el martes, en la cuenta de Twitter de la Secretaría de Gobierno, publicaron un video en el que el subsecretario de esa entidad, Camilo Acero, anunció que se realizaría una revisión de ese procedimiento por si llegó a ocurrir un uso excesivo de la fuerza o abuso de autoridad por parte de los policías, luego de que quien sería la encargada del sitio le asegurara que se estaban defendiendo de un supuesto ataque.

“Dieron primero disparos, piedra, luego rompieron la reja, tiraron agua, siguieron disparando, sin mirar, porque nos cortaron la luz, antes de romper la cortina de la reja, atacaron a todos mis familiares, a mi hija con un ladrillo le rompieron la cara, a mi hijo también, definitivamente eso fue una tentativa de homicidio”, dijo la mujer, que se identificó como Katherine.

Según ese testimonio, ya habían tenido anteriormente problemas con los policías del sector, y lo que pasó el sábado era un nuevo hostigamiento de los uniformados.

“Hace más de un año tengo problemas con ellos y hay varias querellas en Procuraduría, Fiscalía, Alcaldía Mayor, alcaldía menor, por Casa de Justicia, Inspección de Policía, y la Mebog (Policía Metropolitana de Bogotá)”, aseguró la mujer.

Tras esta versión de lo ocurrido el sábado, el subsecretario de Gobierno, Camilo Acero, señaló que se revisaría la actuación de las autoridades, de acuerdo con el protocolo que tienen para ese tipo de casos.

“Lo que hacemos es que con la denuncia, la noticia criminal y la queja, vamos a hablar con el comandante de la Metropolitana de Bogotá, el Inspector General de la Policía, la Procuraduría y la Personería para que tomen las acciones respectivas en este caso. Le pedimos a la Policía de Bogotá que, por favor, nos explique el procedimiento que se llevó a cabo el sábado pasado y el uso excesivo de la fuerza durante este procedimiento”, dijo el funcionario.

Aunque el hecho será investigado, el comandante de la Policía de Bogotá, invitó a los ciudadanos de la capital colombiana a respetar a los uniformados, porque la agresividad con la que recibieron a las autoridades en esa intervención fue una de las causas de ese enfrentamiento.

“Hacemos un llamado a la comunidad para que seamos respetuosos de la autoridad, este caso, tuvimos conocimiento, de que nuestros policías y las autoridades locales fueron recibidos con palabras irrespetuosas, violentas y que terminaron en confrontaciones entre la comunidad y los uniformados de la Policía. Pedimos respeto porque nuestra misionalidad es salvar vidas, más que ser coercitivos, más que buscar comparendos, nosotros buscamos salvar la vida de los bogotanos y los colombianos”, concluyó el general Gómez Heredia.


<mark class="hl_orange">También le puede interesar: </mark>