Tres grandes fabricantes de motos iniciarán producción en Colombia en 2021

Royal Enfield, TVS y Bajaj anunciaron que establecerán operaciones en el país. Les atrae un mercado estable y con buenas proyecciones a futuro.

Planta de Bajaj en La Tebaida, Quindío. / Cortesía
Planta de Bajaj en La Tebaida, Quindío. / Cortesía

A pesar de que la industria de las motocicletas no tuvo un buen 2020, con un total de 527.236 unidades vendidas, que representa una caída del 13,86 por ciento —menor a la de 28,45 por ciento del mercado automotriz—, los fabricantes de estos vehículos siguen creyendo en el potencial del país, expandiendo sus negocios y generando oportunidades de empleo.

La prueba más clara de ello es que tres importantes jugadores internacionales: Bajaj, TVS y Royal Enfield han anunciado en los últimos meses que establecerán operaciones de producción en el país de forma independiente o a través de alianzas con fabricantes locales que, debido a los acuerdos, se ven en la necesidad de ampliar sus plantas y, de paso, generar cerca de 1.000 puestos de trabajo.

Bajaj, el fabricante indio considerado actualmente como el más valioso de su segmento en el mundo y parte del grupo UMA, confirmó que llega con una inversión inicial de 35 millones de dólares con la que busca levantar una nueva planta de ensamble de motocicletas en la Zona Franca del Quindío, ubicada en el municipio de La Tebaida.

Según información compartida por la marca, el proyecto consta de un área de 25.000 metros cuadrados y una capacidad de ensamblaje de 16.000 motos mensuales, con lo que se generarían aproximadamente 700 nuevos empleos en la región. Si bien se espera que la misma esté en un 100 por ciento de operaciones para julio de este año, se sabe que ya se están ejecutando labores temporales en al menos 20.000 metros cuadrados.

Planta de Bajaj en La Tebaida, Quindío. / Cortesía
Planta de Bajaj en La Tebaida, Quindío. / Cortesía

Allí, agregaron, se ensamblarán motocicletas de “las líneas Pulsar, Dominar, Boxer, Platino y Discover, además a estas se unirán nuevos integrantes en la línea de montaje, modelos acordes con las necesidades y gustos de los colombianos y con aplicaciones tecnológicas de última generación”. Cabe destacar que, por marca, Bajaj fue la primera más vendida del país en 2019 y la segunda en 2020 con 105.464 unidades.

Luego está TVS, otra firma india que comenzó a ensamblar el modelo Sport 100 ELS en la planta de Cartagena de la colombiana Auteco en diciembre pasado, con miras a hacer el lanzamiento oficial de la misma en el presente mes. Se trata de una operación ciertamente más discreta, que toma 13.500 de los 30.000 metros cuadrados disponibles en el lugar para fabricar y vender un promedio anual de entre 60.000 y 70.000 unidades de diferentes motocicletas.

La iniciativa busca generar 240 nuevos empleos y hacerse con por lo menos el 11 por ciento del mercado nacional, un reto enorme si se tiene en cuenta que la compañía asiática vendió 4.705 motos en 2020, equivalentes al 0,89 por ciento de lo comercializado en el país durante dicho periodo. Para lograrlo, anunciaron que la marca abrirá 50 nuevos concesionarios dedicados en Colombia y ubicará sus productos en los otros 600 puntos de venta que tiene Auteco a nivel nacional.

Finalmente, Royal Enfield, representado en el país por el Grupo Corbeta al que también pertenece AKT. Según el country manager de la marca, Mauricio Salazar, la idea de ensamblar en el territorio nacional se viene barajando desde 2015, pero solo faltaba una masa crítica para tomar la decisión final. Esta se dio en el último trimestre del año pasado, luego de cerrar con uno de los menores decrecimientos de la industria: 0,45 por ciento con 1.327 unidades vendidas.

El plan es comenzar a fabricar 2.000 modelos anuales en la planta del Grupo en Medellín en 2021, luego de que se terminen de hacer las pruebas y homologaciones con la casa matriz para determinar de dónde provendrá el 17 por ciento de partes suministradas por la industria nacional para cumplir con las regulaciones de producción que rigen en Colombia.

Lee también: Colombia “se rajó” en Derechos Humanos durante 2020