Con Salsódromo y cierre con Yury Buenaventura, así se vivió el primer día de la Feria de Cali

En su primer día de edición virtual, a causa de la pandemia, la versión 63 de la feria tuvo a 1.500 artistas en escena y se estima que fue seguida por un millón de espectadores.

La edición 63 de la Feria de Cali se llevó de forma virtual a causa de la pandemia del nuevo coronavirus. Foto: Alcaldía de Cali
La edición 63 de la Feria de Cali se llevó de forma virtual a causa de la pandemia del nuevo coronavirus. Foto: Alcaldía de Cali

Con el tradicional Salsódromo, en el que participaron 1.500 artistas, y un cierre que incluyó una sentida presentación de Yury Buenaventura, se dio inició a la edición 63 de la Feria de Cali, el evento de talla mundial insigne de la capital vallecaucana, que a causa de la pandemia del nuevo coronavirus sars-cov-2 se tuvo que realizar en una edición inédita de forma virtual.

Como se buscaba evitar contagios por las aglomeraciones que podría causar un evento multitudinario como la feria, en la Alcaldía de Cali decidieron apostarle a un formato virtual que fue transmitido vía ‘steaming’ por www.feriadecali.com.co, la aplicación para teléfonos inteligentes que desarrollaron para este evento y su cuenta de Facebook @FeriadeCaliOf.

Pero a la transmisión se sumaron los canales regionales del país como Canal Capital que llevó la feria a Bogotá, Teleislas en el archipiélago de San Andrés, TeleCaribe en el norte de Colombia, y por supuesto TelePacífico, en el occidente colombiano, así como en Señal Colombia que transmitió para todo el país, por lo que se estima que tuvo una audiencia de más de un millón de espectadores, según la mismos organizadores del evento.

La transmisión se realizó con una presentación en vivo en el Coliseo del Pueblo, en el occidente de Cali, en la que se le dio paso al tradicional Salsódromo, que aunque fue pregrabado, tuvo la participación de 54 escuelas de salsa para adultos, 8 infantiles y 10 compañías de bailadores, para un total de 1.500 artistas en escena que dieron un espectacular show de ejecuciones de coreografías salseras, algunas de ellas con acrobacias.

La presentación principal del Salsódromo se denominó “Maestra de Vida” y su dirección estuvo a cargo de Luis Eduardo Hernández, ‘El mulato’. La obra relató, en un formato al estilo de musical de Broadway, el antes de la pandemia y cómo la están sobrellevando en la sultana de Valle.

La historia cuenta como un salsero caleño intenta conquistar a una mujer, pero que se encuentra una serie de obstáculos, entre ellos la pandemia, que se lo impiden. Sin embargo, consigue llegar al corazón de su amada y hacer que la alegría Feria de Cali llegue al mundo con la ayuda de sus amigos, y la resiliencia de los habitantes de la capital del Valle. La obra, según el mismo Hernández, se trabajó durante 20 días, un tiempo récord, ya que normalmente trabajan unos cinco meses para llevar a cabo el espectáculo.

A este show le siguió la presentación de la agrupación salsera Antorcha, en la que participan algunos músicos en situación de discapacidad, quienes calentaron el ambiente para el cierre que realizó el cantante Yury Buenaventura, de amplio reconocimiento no solo en Latinoamérica, sino también en los países francófonos por sus interpretaciones salseras en francés.

El colombiano, nacido en Buenaventura (Valle del Cauca) por eso su nombre artístico, puso a bailar a más de uno desde sus casas con las interpretaciones de canciones como Guajiro del Monte, y una sentida, pero muy alegre, Colombia Tierra Querida en una versión salsera que incluyó la ejecución de marimbas tradicionales del Pacífico.


La polémica

Esta versión 63 de la feria, además de lo atípica, ha estado envuelta en una polémica por su costo de casi 11.000 millones de pesos que financió la Alcaldía de Cali, lo que generó críticas porque ese rubro debía ser destinado para otras necesidades que han surgido por la pandemia en la ciudad.

No obstante, Jorge Iván Ospina, el alcalde de la capital vallecacucana, reiteró en el discurso inaugural que este evento lo ameritaba porque además de ser una tradición de resiliencia para esta ciudad, estaba generando empleos y reactivación económica a través de la cultura.

“Estamos viviendo momento realmente complicados, de esos que ocurren una vez cada 100 años, una amenaza que nos ha llegado y que ha puesto a nuestra sociedad con transiciones muy difíciles, que han enfriado a nuestra economía y que nos ha dejado 200.000 desempleados. Pero ante esa circunstancia nos tenemos que repensar y reconstruir y adaptar”, dijo el mandatario local.

Y agregó que eran de mentalidad pobre aquellos que se habían opuesto a la realización de la feria en su edición virtual.

“No nos podemos quedar de brazos cruzados como algunos consideran. Pobres aquellos que desde herencias sostenidas pretenden que nuestra ciudad sea apática al proyecto movilizador de la cultura, mentes pobres aquellas que piensan que no debemos irrigar recursos para movilizar a esos hombres y mujeres que construyen desde la esencia del barrio una mirada distinta y una mirada renovadora”, indicó Ospina.

La Feria de Cali se comenzó a realizar desde 1957, como un homenaje y una forma de reponerse a la tragedia que causó la explosión de toneladas de explosivos en la ciudad que acabó con la vida de 4.000 personas el año anterior.

Según datos de los mismos organizadores, el evento ha tenido a un millón de espectadores y generado 13.830 empleos, ha tenido la participación de 7.469 artistas, deportistas y de profesionales de comunicaciones y logística. Esto les ha permitido tener un impacto económico de 407.000 millones de pesos.


Programación para esta noche

La feria tendrá hoy, desde las 9 p.m., la segunda presentación de su edición virtual con conversatorios virtuales en el Encuentro de Melómanos y Coleccionistas.

Luego se realizarán las presentaciones de Clandeskina, Julio Cortez, Sierra Maestra, Arley y su Proyecto, Andresito Carabalí, Son y Sabor Orquesta, Los Guardianes del ritmo y La sonora brava.


También le puede interesar:


MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS