Instituto Humboldt y Miguel Uribe anunciaron la terminación del contrato luego del escándalo

El exsecretario de Gobierno de la alcaldía de Enrique Peñalosa iba llegar a uno de los espacios científicos más importantes de Colombia.

Luego del escándalos y los múltiples cuestionamientos por la llegada de Miguel Uribe al Instituto Humboldt con un millonario contrato de prestación de servicios, la propia institución anunció que entre las partes se decidió dar por terminado el acuerdo de manera anticipada.

De acuerdo con el comunicado, la decisión se tomó para que acabar con la “discusión estéril” y porque se “socavó la seguridad jurídica” del contrato, por la “desinformación que generó percepciones negativas sobre el instituto”.

Este es el comunicado:


¿Cuál fue el escándalo?

Este miércoles 16 de diciembre, se conoció que el excandidato a la alcaldía y también exsecretario de Gobierno de Enrique Peñalosa Miguel Uribe, había firmado un millonario contrato por $114.597.000 con el Instituto Humboldt. El acuerdo llegaría hasta el 25 de agosto de 2021, lo que significa más de 14 millones de pesos mensuales.

La polémica surgió porque quien lo contrata es Sandra Perdomo, su antigua secretaria privada cuando ejerció como secretario de Gobierno, quien ahora es jefe de la Oficina de Asuntos Internacionales, Política y Cooperación del Humboldt.

Muchos critican la decisión, incluso, el exministro de Ambiente Manuel Rodríguez le dijo a El Tiempo que claramente Turbay “no tiene la formación para el cargo. Es evidente que es una nueva cuota política de Peñalosa, conjuntamente con el viceministro Fernando Cruz y el nuevo director de Parques”.

El Espectador le pregunto directamente a Miguel Uribe las razones de su contrato y los objetivos que cumplirá dentro de la institución ambiental.

Según Uribe no se trata de hacer lobby político sino es “un contrato de prestación de servicios para apoyar uno de los objetivos estratégicos del Instituto, el de la democratización del conocimiento. Esto implica que las investigaciones que realice el Instituto sean conocidas y apropiadas por todo tipo de público, no solo la comunidad científica, donde el Instituto tiene ya un gran posicionamiento por la alta calidad de sus investigadores científicos, sino también para tomadores de decisiones, esto incluye alcaldes, gobernadores, equipos de Gobierno, organizaciones sociales, y comunidad en general”.

En sus palabas, el excandidato dijo que el objetivo es apoyar “una estrategia de relacionamiento, la cual no significa de ninguna manera lobby político, si no facilitar diálogos entre la ciencia, la política y la sociedad”

“La ciencia ha logrado grandes aportes para conservar la biodiversidad, y es importante que sean utilizadas para la toma de decisiones para impactar positivamente nuestros ecosistemas y nuestra relación con el medio ambiente en general”, aseguró Uribe al Espectador.

Sobre la experiencia en el sector medioambiental y científico desde lo político, Uribe Turbay aseguró que su trayectoria se ha basado “en el diálogo con actores diversos, en distintos escenarios y temas. Como concejal de Bogotá y presidente de esa corporación”.

Asumo con mucha responsabilidad este reto para que la Biodiversidad sea una prioridad para todos y que las decisiones en materia de política pública se tomen a partir de la evidencia que producen los científicos del Instituto.

Al ser cuestionado sobre si su llegada al Instituto Humboldt es un asunto polític, el excandidato a la Alcaldía de Bogotá dijo que no es cuota de nadie.

Acá no hay ningún contrato entre políticos, ni soy cuota de nadie. Es un contrato entre un Instituto de Investigación científica de la Biodiversidad y una persona natural, abogado con maestría en Políticas Públicas.

Según El Tiempo, que tuvo acceso al contrato, Uribe tendrá que “identificar oportunidades de impacto de la agenda científica del Instituto Humboldt entre los tomadores de decisión, adelantar actividades para fortalecer las competencias de relacionamiento estratégico institucional y formular y desarrollar una propuesta de agenda de diálogo con actores gubernamentales, del nivel nacional y territorial, legislativo, academia en todas las escalas, que aporten al objetivo del PICIA 2019-2022, de democratización del conocimiento”.


Le puede interesar

TE PUEDE INTERESAR